FILOSOFÍA DE LA FOTOGRAFÍA: El fotógrafo es, fundamentalmente, un observador

Alguna vez he leído que el ojo del fotógrafo es el objetivo de su cámara, pero eso no es más que una licencia poética. El fotógrafo tiene que saber bajar la cámara y mirar. El fotógrafo es en realidad un observador, un testigo. Luego ya vendrán el encuadre, la luz, la velocidad y todas esas cosas.

La mirada del fotógrafo tiene que ser tan intensa como extensa, tan objetiva como especulativa. El fotógrafo debe ver lo que otros no ven. No porque él se mueva en un ámbito distinto sino porque para los demás ciertas cosas forman parte del “ruido” del entorno y, estando ahí, no son capaces de verlas.

Para fotografiar a un fotógrafo que a su vez fotografía a un elefante, es evidente que tendrás que irte distanciando lo suficiente como para que todos entren en el encuadre. Si tu foto se limita a sacar al elefante, por muy bien enfocado que esté… ¡lo siento!

Todo esto se hace muy evidente en las gymkanas fotográficas, en las que participa un grupo de gente, cada uno con su cámara. Todos van a los mismos sitios, todos han tenido ocasión de ver lo mismo, pero siempre hay alguno que cuando ves las fotos que ha hecho piensas: ¿Pero dónde estaba eso, que yo no lo he visto?

Hay trucos, naturalmente. Por ejemplo, si ves que todo el mundo está mirando una acción y detrás de la gente hay un niño totalmente ajeno a ella. Ese niño determina un hecho diferenciador y quizá la foto, la auténtica foto, esté en ampliar el encuadre de tal manera en una esquina aparezca la acción y en la otra el niño que la ignora.

No es cuestión de frustrarse; el ojo de fotógrafo es manifiestamente mejorable y permanentemente evolutivo. Lo que hay que hacer es practicar y practicar.

Es sorprendente la cantidad de fotos interesantes que proporcionan las situaciones normales, las que ocurren a ras de suelo, a nuestro alrededor. Búscalas. Mira de esa manera diferente que te va a permitir encontrarlas.
Busca formas curiosas, sensaciones agradables, colores sorprendentes, situaciones simpáticas, encuadres novedosos, texturas, gestos…

Os propongo, como mero ejercicio para practicar, que pongáis vuestro tele más potente y hagáis fotos de reflejos en la pintura de los coches. ¡Habrá sorpresas!

NOTA: todas estas fotos pertenecen a mi último viaje por Europa.

About these ads

~ por kalicom en 10 enero 2010.

4 comentarios to “FILOSOFÍA DE LA FOTOGRAFÍA: El fotógrafo es, fundamentalmente, un observador”

  1. Con todo respeto, yo recomendaría dejar de lado el tele (y mientras más potente sea, pues más rápido hay que dejarlo de lado), pues las fotos sorprendentes en situaciones normales en verdad se captan cuando más próximo estás al hecho, persona o escena a fotografiar. Bresson empleó siempre un 50mm y hasta ahora no he conocido algún utilizador de teles potentes que haya superado la calidad fotográfica de Bresson, o de cualquiera de los grandes fotógrafos de la Magnum o la Noor. Para los que empiezan yo recomendaría el uso de una cámara analógica (empleo aquí este término por comodidad, aunque no es el correcto) con lente 50mm (como una Canon EM-F con un 50mm 1.8
    Eso sí que sorprenderá con increíbles maravillas!

  2. Estimado amigo Nelson, en primer lugar quiero darte las gracias por tu opinión, por aquello de que siempre es agradable tener feedbag.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es mejor hacer fotografías cuerpo a cuerpo que convertirse en francotirador, armado con un tremendo teleobjetivo.
    Mi propuesta aquí es para que el aficionado se de cuenta de que hay otras posibilidades, otras formas de emplear la cámara, otras maneras de enfrentarse a la realidad.
    Verás que en las fotos con las que ilustro el comentario hay pocos teles; todo lo más algún 105, por un problema físico de distancia.
    También estoy de acuerdo contigo en que lo ideal es trabajar con película. De hecho, me atrevería a decir que quien no ha hecho película no ha hecho fotos en sentido estricto, y tú sabes bien de qué te hablo. Pero lo cierto es que el común de los mortales ya tiene sus analógicas en el cajón (si es que las tiene) y la inmensa mayoría de las fotos se hacen en formato digital. Es triste, pero es así.
    ¡Por cierto, excelente blog el tuyo!
    Te envidio que estés en Brasil y te deseo un 2010 con muchas y buenas fotos.

    Un abrazo desde España.

    Carlos Barrón.

  3. Un fotógrafo, no es sólo el que ve, sino el que transmite lo que ve.

  4. No conocía tu blog, Carlos. Es muy interesante y estoy especialmente de acuerdo con esta entrada. Siempre he pensado que la fotografía está en la retina del fotógrafo y no en la cámara. De hecho he podido ver a gente armada de aparatos de ultimísima generación haciendo verdaderas porquerías. Pero allá cada uno…
    Seguiré pasando por tu blog y por tu página en Fotosmundo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: