¡Teléfono rojo, volamos hacia Teherán!

BOMBA-BLOGMientras Moratinos se empeña en llevar a la “retoucherie” los flecos envejecidos de la relación hispano guineana y Gallardón da el banderazo de salida para que los urbanistas transformen yonkilandia en un bonito parque lineal, Obama y Dimitri han celebrado unos juegos florales sobre el tema del desarme nuclear, que desde luego han tenido poco de atómicos.
Los hipermandatarios llegaron, hablaron y no hubo casi nada; apenas un poco de botox en el entrecejo de Medvédev.
Que si quito estas cabezas de aquí, que si reduzco aquellos vectores… Tontunas diplomáticas cuando hablamos de un arsenal de 20.000 pedazos de bombas, capaces de acortar drásticamente la historia de la humanidad.
Para que nos entendamos, lo que se ha pactado es una horquilla límite de entre 1.500 y 1.675 cabezas nucleares desplegadas. De las de reserva ni se ha hablado. Además, sólo se han puesto encima de la mesa las armas de largo alcance con cabezas estratégicas, quedando fuera las cabezas tácticas. Probablemente porque Obama sospecha que le van a hacer falta si se monta la mundial con Irán, que sigue sin querer sentarse a negociar su programa nuclear, aunque el plazo se le acaba en septiembre.
Pero es que Irán sabe que en el patio de los poderosos hay disidencias importantes en materia de derechos humanos, sobre todo con China y Rusia, que quieren canjear libertad de acción en esa materia a cambio de apoyo contra los ayatolás.
Esa debilidad del enemigo anima a los iraníes a proseguir con sus planes nucleares, por más que Barack ha salido por la puerta del G-8 manifestando su mucha preocupación y declarando abiertamente que no está dispuesto a esperar “indefinidamente” mientras Teherán se cuela de rondón en el patio atómico.
Obama no ha concretado qué hará si la situación no cambia antes de la reunión del G-20, pero Sarkozy, que habla por los codos, ha anunciado “decisiones contundentes”.
El País de hoy publica una entrevista con el veterano diplomático de 77 años Thomas Pickering, un experto en política internacional que ha servido ya a seis presidentes, incluido el actual. En su autorizada opinión, si Irán fabrica una bomba nuclear existe un alto riesgo de conflicto militar en el que se verían implicados Estados Unidos, Israel y Europa, con las consiguientes tensiones con los rusos, los chinos, los chiitas y, probablemente, con el bloque islámico.
A mí estos comentarios de Pickering me suenan a clara advertencia y me temo que sabe muy bien de lo que habla y que unos y otros están sacándole brillo a sus ojivas, sus submarinos atómicos, sus bombarderos de largo alcance y sus lanzaderas móviles.
Casi puedo oír cómo se frotan las manos los fabricantes y traficantes de armas, esa gente que carece de nacionalidad, de ideología, de sensibilidad, de caridad y de muchas cosas más pero que, digo yo, nunca dejarán que se produzca el holocausto final porque en ese caso tendrían que echar el cierre.

Anuncios

~ por kalicom en 12 julio 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: