¿Por qué La organización de protección animal El Refugio se alinea con Ruiz Gallardón y se enfrenta a Esperanza Aguirre?

¿Qué maquiavélico plan tiene ahora Nacho Paunero?

-NACHO PAUNERO-BLOGEl miércoles pasado me encontré en “menéame.net” una referencia a la recogida de animales abandonados que, como amante de los peludillos, me interesó desde el principio. El enlace me llevó a la página de ABC.es. El titular decía: “En Madrid se recoge a un animal abandonado cada 35 minutos, más con la crisis”.
Pero, ¡sorpresa!, de los 25 renglones del texto sólo los dos primeros hablaban del tema, el resto eran un panegírico de la organización El Refugio, presidida por Nacho Paunero.
La noticia era, en realidad, que había inaugurado, del brazo del alcalde Ruiz Gallardón, un centro veterinario en Madrid “cuyos ingresos se destinarán íntegramente al cuidado de las mascotas abandonadas”. Y a mí eso, como todo lo que sea bueno para los animales, me pareció magnífico.
Pero al leer la noticia también en elmundo.es me empezaron a pitar las alarmas y se me vino a la cabeza la famosa frase de Hamlet: “Algo huele a podrido en Dinamarca”.
Así que me puse en marcha. Llamé y mandé correos a varios amigos que sé que son militantes animalistas y cuya integridad me consta. Hablo de gente de esa que ama profundamente a los animales, que sacrifica sus vacaciones, sus fines de semana y su tiempo de familia para ir a rescatar perros por esos pueblos de Dios.
Esa gente, a la que ya he hecho referencia en este blog y a la que admiro profundamente, cuando les hablo de la noticia de El Refugio y de Paunero, sistemáticamente me alertan y me hacen ver que ese señor más que un animalista es un inteligente manipulador que, escudándose en la protección animal, lo que hace es dirigir un muy rentable negocio, pero que cuando hay que currar, cuando hay que ir a recoger perros llenos de pulgas, hambrientos y enfermos jamás aparece… Salvo, me aclaran, una vez que sí fue, pero acompañado de un cámara de televisión contratado al que daba instrucciones con el fin de que sólo lo sacara junto a los animalitos que se encontraban en un estado más lamentable… ¡Este sí, este no!. Los que más pena dieran. Y es que a lo que parece, Paunero es un experto en el manejo de los resortes mediáticos y en chupar cámara.
Mis dudas se acrecentaron al ver unos faldones publicitarios que El Refugio ha venido insertando en los últimos meses en la prensa nacional que, bajo el título irónico “Gracias Esperanza”, ataca a la presidenta de la Comunidad de Madrid, reprochándole haber faltado -supuestamente- a su palabra de salvar vidas de animales y acusándola de tirarlos al vertedero en bolsas de basura.
Al pie de la inserción aparece la firma “graciasesperanza.org”, pero en el lateral izquierdo figura en una tipografía muy pequeñita pero claramente visible la identificación “elrefugio”, para que no quede duda de su autoría.
A este señor Paunero, por lo que voy viendo, sólo le preocupa ablandar los corazones de la gente para convertirlos en socios contribuyentes. Pero luego me llegan referencias de que cuando la misma gente trata de ponerse en contacto con El Refugio, sea porque se ha encontrado un animalito perdido, atropellado o enfermo, las dificultades para que simplemente te cojan el teléfono son increíbles y cuando lo hacen no se muestran demasiado interesados. Como ejemplo el caso de una amiga que los llamó para decirles que había encontrado un gatito en una situación extrema y le contestaron “que ellos no se desplazaban”. Lo siento, pero a mí ese comportamiento me pinta a una organización poco creíble, poco fiable.
Qué casualidad que después de una campaña contra la Comunidad de Madrid, el bueno de Paunero haya embaucado a Ruiz Gallardón en esta aventura para inaugurar un centro que, por cierto, me he enterado que llevaba ya bastante tiempo funcionando.
No creo que este señor haga las cosas por casualidad, así que supongo que estamos ante un maquiavélico plan, aunque sinceramente no sé cuál es ni qué fines tiene.
Eso sí, tengo que reconocer que El Refugio es una organización con un extraordinario sentido del marketing: cuando entras en YouTube o en general en Internet, acapara todos los vídeos, actos y declaraciones… ¡Magnífico despliegue!
En este acto del miércoles con el alcalde, Paunero tuvo la habilidad de poner en manos del edil un cachorrito para sacar buen provecho del efecto ternura, y le regaló una camiseta en la que aparecía una huella de perro de varios colores –como el distintivo olímpico madrileño- bajo la cual rezaba la frase “Los animales de El Refugio también tenemos una corazonada”; sensacional puesta en escena que sin duda le debió hacer la boca agua al señor Gallardón.
Me pregunto cómo es posible que este hombre, que presume de animalista, busque la foto con el representante de un Ayuntamiento cuya perrera reconoce sin tapujos que ellos sacrifican animales cuando es necesario por razones de espacio. ¿No es cuando menos extraño?
Y cómo se explica que el Refugio venda su centro veterinario como iniciativa pionera en España cuando asociaciones como Alba, Anaa y sobre todo SPAP de Madrid llevan años haciendo lo mismo, por hablar sólo de esta comunidad.
¿Qué juego es este? Sinceramente creo que aquí se maquina algo, aunque realmente no puedo concretar nada porque no tengo datos, pero me permito plantear interrogantes razonables a partir de lo que me ha contado estos días mucha gente que sé que está sinceramente comprometida con la lucha por la protección de los animales y que conoce desde hace años a Paunero y sus andanzas.
Bueno, ya se verá, al final todo sale a la luz. Mientras tanto, un saludo a los animalistas auténticos y besitos para todos los perros y gatos que están a la espera de ser adoptados.

Anuncios

~ por kalicom en 24 julio 2009.

Una respuesta to “¿Por qué La organización de protección animal El Refugio se alinea con Ruiz Gallardón y se enfrenta a Esperanza Aguirre?”

  1. Hola, Kalicom, conozco bien a este señor, y te aseguro que hay mucho mas que todo esto. Su interés? conseguir desde hace mucho tiempo la figura del “defensor del animal”, siendo por supuesto él el supuesto defensor. Pura política de alguien con un ego por encima de nada que supongas, al que no le gustan los animales,y que utiliza algo tan tremendo como el sufrimiento animal, el trabajo y las buenas intenciones de muchas personas a los que sí nos importa este horror, para conseguir ser “algo o alguién” en la vida, ya que no ha encontrado otro modo de serlo. El sólo pensamiento de que tal vez algún día lo consiguiese, me espanta. Sinceramente, espero que no lo consiga nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: