Y las mujeres dominarán la Tierra

DOMINARÁN LA TIERRA-BLOGSi la selección natural es un proceso tan eficiente como para transformar amebas marinas en ingenieros aeronáuticos, creo que a la vuelta de unos cientos de años los hombres desaparecerán de la faz de la Tierra. No me refiero al ser humano sino a los hombres, los varones. Siento tener que emplear esta lógica, porque soy un hombre, pero es que cuanto más lo pienso más claro lo tengo.
Estos últimos días he visto un par de documentales de distinto origen sobre el continente africano. Uno de ellos hablaba de mujeres emprendedoras que madrugaban cada día para cercarse a una playa a comprar peces a los pescadores. Luego los asaban y los vendían en plena calle, ganando así un poco de dinero que les permitía dar de comer a los hijos y mantener su hogar. Eran mujeres emprendedoras, responsables y conscientes de su realidad, que habían puesto en marcha esa sencilla actividad comercial para asegurar la supervivencia de la familia.
¿Dónde estaban mientras tanto los maridos, los hombres? Probablemente sentados cansinamente a la sombra de un baobab, charlando con aire superior de temas sin interés. Desde luego en el reportaje ni se los mencionaba.
El otro documental mostraba a un grupo de hombres de entre treinta y cuarenta años discutiendo muy acaloradamente en una calle de Camerún. ¿Hablaban de trabajo, de política, de sus problemas económicos o de las necesidades de su familia? No, hablaban de fútbol.
Probablemente, mientras, sus mujeres estaban trabajando para ahorrar un sueldo mísero, además de cuidar de los niños, recoger leña, ir a por agua, ordeñar la cabra, escarbar en el huerto y preparar la comida.
¡Para qué necesitan realmente esas mujeres a estos vagos que se sientan, fuman y discuten esperando el santo advenimiento!
Desde luego en la India, por ejemplo, las oenegés ya lo tienen muy claro: sólo conceden micro créditos para montar pequeños negocios a las mujeres, porque sólo ellas resultan fiables.
Cuando en las sociedades cazadoras de la edad de piedra se repartieron los roles, estaba mucho más clara la relevancia de cada misión: él garantizaba el alimento, ella la perpetuación de la especie y el cuidado de los pequeños. Los papeles de ambos eran vitales y complementarios.
Ahora las cosas no están nada claras. Los hombres siguen presumiendo de cazadores, pero la familia sale adelante en buena medida gracias a las mujeres.
Tengo la sensación de que ellas están mejor adaptadas a la supervivencia en este mundo de hoy, en el que ya no hay osos o tigres dientes de sable por la calle. Ahora hace falta iniciativa, imaginación, solidaridad, honestidad, espíritu de sacrificio, capacidad de adaptación, empatía y un montón de cosas más en las que las mujeres aventajan de largo a los hombres.
¿Y si dejamos África o la India y nos venimos a Europa? Pues la cosa tampoco es que varíe mucho. Los hombres siguen de gallitos mientras sus mujeres después de salir del trabajo -porque muchas de ellas trabajan- salen pitando a recoger a los niños los llevan a casa, los bañan, les miran los cuadernos y preparan la cena. ¿Dónde estamos nosotros? Quizá en el bar –que a los efectos es como la sombra del baobab-, quizá en el sofá, lamentándonos de lo cansados que estamos; y a imagen de los de Camerún, hablamos de fútbol con una pasión que bien podríamos dedicar a mejor causa.
Esto, por otro lado, se acentúa en épocas de crisis económica, en las que los sectores más dañados son la construcción, la industria automovilística y otros feudos laborales de los varones. Además, los empresarios están encantados, porque la mujeres suelen tener sueldos más bajos a igualdad de puesto, por no hablar de que resultan más responsables, más fiables.
Hoy, en España y en todo el mundo occidental, las mujeres siguen salvando la situación en muchísimos casos. Claro que, si en algún momento se creen que eso les da derecho a ser independientes, a romper su matrimonio o su noviazgo, el machito se ofende y hace valer sus derechos de dueño y señor pegándoles dos tiros o dándoles una paliza.
Por todo eso digo que cuando la Madre Naturaleza se ponga un poquito seria y mande a sus especialistas en temas de evolución, los hombres vamos a tener problemas de supervivencia. O, en el mejor de los casos, simplemente, las mujeres dominarán la Tierra… ¡Y todos saldremos ganando!

He tomado prestada la foto de la página de Global Voices.
Anuncios

~ por kalicom en 6 agosto 2009.

3 comentarios to “Y las mujeres dominarán la Tierra”

  1. Estoooo, no te has pasado un pelin? No creo que ni todos los hombres sean unos machitos vagos e irresponsables ni todas las mujeres unas purasangres trabajadoras. Vamos, que hay de todo en la viña del señor.

  2. Hombre Jose, evidentemente tienes razón. Ni todos los hombres son unos vagos ni todas las mujeres unas trabajadoras ejemplares, pero en mi post hablo de tendencias, si bien es cierto que es una tendencia demasiado acusada.

    Saludos.

  3. Hola Hoysecumplen,
    Me parece una estupenda idea que nos añadamos mutuamente a nuestros enlaces. Vuestro blog también me parece interesante y muy variado.
    Os pongo ya mismo.
    Saludos.
    Carlos barrón.
    kbarrons@gmail.com
    Kalicom.worpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: