¡Chapeau Carrefour, nos la habéis metido doblada!

BOLSA Y CARREFOUR-BLOG

¡Aleluya, la red de hipermercados más gorda de Europa ya no tiene bolsas de plástico! Repican las campanas de la ecología y la Pacha Mama se regocija al grito de ¡Carrefour, Carrefour! Todos nos ponemos contentos. Hoy el mundo es más verde…
…Pero a mí me da que es un verde claro, un verde desvaído, un verde lavadito e impreciso. Bueno, para qué disimular, tengo la corazonada (que diría Gallardón) de que esto de la desplastificación de Carrefour es más un tema de ajuste presupuestario que de conciencia medioambiental.

No se engañe el consumidor, Carrefour no es una tiendecita que hay en el barrio y a la que bajas para hacer las compras de diario. Carrefour es una multinacional enorme, que inventó el concepto de hipermercado y que es la más importante de Europa en su género y la segunda más importante del mundo. Ya ha plantado su bandera en 30 países, abriendo 10.000 establecimientos que son atendidos por más de cuatrocientos mil empleados y que, cada año, realizan la friolera de 3.000 millones de operaciones de venta. Es decir que, cada año, entran a comprar en esas tiendas 3.000 millones de personas. Para que nos hagamos una idea, es como si anualmente todos los ciudadanos de Europa nos pasáramos al menos cuatro veces por Carrefour.

Suponiendo que cada uno de los clientes sólo reciba una bolsa de plástico (que es tirar muy por lo bajo), tendríamos 3.000 millones de bolsas.
Considerando que (de acuerdo con datos proporcionados por la cadena Eroski) cada bolsa sale más o menos a un céntimo de euro, el ahorro que les proporciona el hacerse ecologistas asciende a 30 millones de euros. Al menos esas son las cuentas que me salen a mí con los datos que tengo.
Claro que, muchos dirán, y con razón, que pocas veces se va uno para casa con una sola bolsa, así que esta cantidad puede duplicarse o incluso triplicarse tranquilamente, con lo que mi teoría se hace mucho más sólida.

Pero es que hay más. Visto ya el capítulo de ahorros, pasemos al de ventas: ahora que ya no hay bolsas de plástico, o me traigo las bolsas de casa o les compro a ellos sus bolsas reciclables, que curiosamente han puesto en los puntos más visibles del establecimiento (la gente se las lleva a manojillo). Cuestan 5 céntimos las biodegradables de “fécula de tubérculo no alimentario”, 25 céntimos las de rafia o tela de algodón reutilizables (mucho más consistentes) y 3,70 céntimos las altas con ruedas, tipo carrito.

Para más INRI, aunque hicieron un concurso de diseño para las bolsas, las que ofrecen ahora son pura publicidad corporativa de sus afanes ecologistas y, claro está, no falta el logo de la marca. Dicho de otra manera: les compramos anuncios a 25 céntimos o a 3,70 y los paseamos por todo el barrio.

¡Que espléndida operación de marketing!, ¡Suenen las fanfarrias en honor de los profesionales que la han inventado! Y, como dicen los franceses: ¡Chapeau!

Anuncios

~ por kalicom en 6 septiembre 2009.

Una respuesta to “¡Chapeau Carrefour, nos la habéis metido doblada!”

  1. Qué problema hay en llevarte las bolsas de casa? En media Europa se hace así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: