Sí es posible una vida más sana

El modo de vida humano no parece que sea demasiado saludable. Somos unos auténticos especialistas en maltratar nuestra salud y la del planeta que nos acoge. Pero todavía estamos a tiempo de crear un mundo mejor, una vida más sana, un entorno más limpio. Para hacerlo primero tenemos que tomar conciencia del problema y luego actuar. Confío en que este comentario pueda abrir algunos ojos y despertar algunas conciencias.

Ayer escuchaba por la radio que un estudio realizado recientemente en los ríos de la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia que nuestros cursos naturales de agua están contaminados. En concreto se han localizado rastros de hasta 88 productos potencialmente peligrosos para la salud.

Vivimos inmersos, sin darnos cuenta, en una sopa tóxica aderezada con multitud de venenos, de elementos cancerígenos y de sustancias que afectan al desarrollo celular y llevan nuestros organismos hacia el colapso. ¿Qué podemos hacer nosotros, la gente normal?

El Environmental Working Group (EWG), una prestigiosa ONG norteamericana de defensa de los consumidores, que publica con regularidad informes sobre el nivel de sustancias tóxicas en distintos tipos de productos, ha puesto en marcha las alarmas: cada día entran en nuestro cuerpo una enorme cantidad de productos contaminantes a través del aire, el agua, los envases, los utensilios y los alimentos, poniendo en serio peligro la salud.

EWG ha elaborado una lista de nueve consejos para reducir la exposición a los más peligrosos. Obviamente se trata de un escrito dirigido al ciudadano norteamericano, pero muchas de las cosas que dice son aplicables en nuestro entorno:

– Filtra el agua del grifo.- En el agua del grifo suele haber elementos tan poco recomendables como arsénico, plomo y otros subproductos químicos que se forman cuando el agua es desinfectada. Un filtro de buena calidad ayudará a eliminar estas sustancias.

– Sella las cubiertas exteriores de madera.– La mayoría de las estructuras de madera para exteriores fabricadas antes del 2005, están tratadas con un pesticida a base de arsénico que se puede pegar en tus manos y en tu ropa, así que conviene cubrirlas con un sellador (esto es más importante en Estados Unidos, donde se construye mucho en madera).

– Evita los fluoroquímicos.– Productos fluoroquímicos son empleados en los quitamanchas para alfombras y sillones, así como en los embalajes encerados que se usan para contener productos grasientos. No los utilices ni los compres en ningún caso.

– Minimiza la exposición al sol.- Cada año se diagnostican millones de nuevos casos de cáncer de piel por efecto de la radiación ultravioleta. Procura mantenerte a la sombra, lleva ropa y usa cremas de alta protección.

– Reduce al máximo las carnes y grasas animales.- Agentes contaminantes que causan cáncer, como es el caso de las dioxinas y PCBS, se acumulan en la cadena alimentaria, especialmente en la grasa animal.

– Evita las verduras contaminadas con pesticidas nocivos para la salud.- hhay verduras especialmente susceptibles de contener contaminantes que favorecen la aparición del cáncer: apio, fresas, manzanas, moras azules, nectarinas, pimiento morrón, espinacas, col rizada, cerezas, patatas y uvas.

– Acaba con la exposición al BPA.- El Bisphenol-A (BPA) es un estrógeno sintético que forma parte de algunos envases de plástico, e incluso envases de productos infantiles y latas de productos alimenticios. Reduce la utilización de productos enlatados y escoge envases sin BPA.

– Evita los cosméticos cancerígenos.- Infórmate con detalle de los cosméticos que contienen productos cancerígenos.

– Lee las etiquetas de los productos.– No compres nada sin haber leído antes su etiqueta, porque te puede dar pistas sobre productos potencialmente cancerígenos.

Ya sé que muchos pensarán que todo esto es exagerado, pero lo cierto es que cada día entramos en contacto con cientos de sustancias nocivas que se van acumulando en nuestros tejidos, como el benceno que, siendo un producto muy peligroso para la salud, se emplea en los envases de refrescos, en resinas, en el nylon y las fibras sintéticas, en detergentes, en medicamentos y en pesticidas. También está en la gasolina, en el petróleo y en el humo del tabaco. Otro producto muy contaminante es el perclorato, que forma parte de combustibles y herbicidas. Y qué decir del mercurio que contamina  a muchos pescados y mariscos.

De hecho, cuando un niño nace hoy día, lo hace “precontaminado” con unos 200 productos químicos industriales, pesticidas y otros elementos nocivos.

La Organización Mundial de la Salud señala que el cáncer ya es una de las principales causas de mortalidad, y que el número total de casos está creciendo en todo el mundo.

De hecho, la previsión es que la mortalidad por cáncer aumente un 45% entre 2007 y 2030 (pasando de 7,9 millones a 11,5 millones de defunciones). Esto se debe en parte al aumento y al envejecimiento de la población, pero está muy relacionado también con varios factores de riesgo comunes: un modo de vida insano (tabaco, alcohol, dieta inadecuada, falta de actividad física) y exposición a elementos carcinógenos (como el amianto), entornos laborales cerrados con aire acondicionado contaminado, radiación (ultravioleta o ionizante) y algunas infecciones (como la hepatitis B o la infección por virus del papiloma humano).

En la mayor parte de los países desarrollados el cáncer ya es hoy la segunda causa principal de mortalidad después de las enfermedades cardiovasculares, y los datos epidemiológicos muestran el comienzo de esta tendencia en los países en vías de desarrollo, en los que se están registrando la mitad de los casos de cáncer.

El cáncer de pulmón es el que más gente mata y se prevé que seguirá aumentando a menos que se intensifiquen mucho las medidas de control del tabaquismo. Algunos tipos de cáncer, como los de próstata, mama y colon, son más frecuentes en los países desarrollados. Otros tipos de cáncer, como los de hígado, estómago y cuello uterino, son los habituales en los países en desarrollo.

Según las investigaciones recogidas por la OMS, los principales factores evitables de riesgo de cáncer son: el consumo de tabaco (genera 1,8 millones de defunciones anuales por cáncer), el exceso de peso y la inactividad física (274.000 defunciones por cáncer), el consumo excesivo de alcohol (351.000 defunciones por cáncer), las infecciones por virus del papiloma humano transmitido por vía sexual (235.000 defunciones por cáncer) y los agentes cancerígenos en el entorno laboral (152.000 defunciones por Cáncer).

¡Así están las cosas!

Anuncios

~ por kalicom en 12 mayo 2010.

2 comentarios to “Sí es posible una vida más sana”

  1. Enhorabuena por estos artículos detallados, pero sobre todo por tu contribución a la ecología y al respeto a la naturaleza. Hace falta más gente como tú para que cambien las cosas. Creo que hoy en día, desgraciadamente la gente está perdida y no sabe a que atenerse. En un mismo artículo, muchas veces se puede decir algo y su contrario en cuanto a alimentación o ecología, y creo que la gente se siente tan confusa que renuncia a su intento de consumo responsable. Demasiada información mata la información. Supongo que habrás leído el libro de David Servan Schreiber. En un ambito más general, intento siempre convencer a la gente de seguir unos principios básicos a la hora de consumir, como una linea que seguir : productos de temporada, ecológicos a poder ser para evitar la contaminación del suelo, reciclar o reutilizar los envases, evitar el uso de productos químicos domésticos (existen productos ecológicos tambièn para el hogar), compras responsable buscando el label “fairtrade” : existe incluso para la ropa hecha con algodones producidos de forma ecológica y pagando un precio justo a los productores, el label “Rainforest Alliance” con el café por ejemplo. En fin, creo que es un panorama muy incompleto, pero que es algo sencillo de entender y de aplicar. Si el número de personas siguiendo esta línea de conducta se pusiera a crecer, estoy convencido que se habría iniciado una espiral positiva.

    • Hola Dominique,

      Creo que todo esto va a llegar, pero muy poco a poco. Debemos tener paciencia y no dejar de trabajar en ello.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: