El Toro de la Vega: entre la ignorancia y la dejadez

Hace 516 años, la localidad vallisoletana de Tordesillas sirvió de marco a un acontecimiento histórico: el reparto del mundo conocido entre España y Portugal en virtud de una tratado que lleva su nombre. Juán II, rey de Portugal, y Los Reyes Católicos de España, lograban así establecer un equilibrio territorial y político que  se hacía necesario tras los descubrimientos de Colón y de otros meritorios navegantes.

Eran tiempos de gestas políticas, geográficas y militares. Tiempos en los que el nombre de Tordesillas simbolizaba orgullo y esperanza.

¡Que lejos queda todo eso! ¿Qué se ha hecho de la cultura y la sabiduría? ¿Dónde fueron a parar el honor y la gloria? ¿Qué ha podido llevar a Tordesillas a convertirse en un ejemplo de brutalidad, de ignorancia, de intolerancia, de sadismo y de primitivismo?

Este año, como todos los años, Tordesillas va a volver a masacrar a un pobre toro. Para ello apelará a no sé qué tradición trasnochada -que han catalogado como bien de interés cultural- que se desarrolla con arreglo a las leyes de un grotesco “Patronato del Toro de la Vega”, fundado en 1978 y que defiende que perseguir, acosar y matar a un toro a lanzazos es un “ritual ancestral que expresa el modo de ser de un pueblo”. ¿Pero qué sacan de esta salvajada?, según ellos: “obtenemos grandes bienes inmateriales a cambio de sufrir grandes trabajos y peligros”.

No termino de comprender muy bien qué grado de demencia colectiva afecta a los tordesillanos durante este “torneo”, pero para ellos parece algo realmente sublime: “Es acto donde forzosamente deben ejercerse nuestras virtudes tradicionales tales como la solidaridad, la ayuda a quien está en peligro, la mesura, la constancia, la imperturbabilidad (¿), la decisión en medio del peligro, la buena crianza y otras muchas tocantes a nuestro concepto de hidalguía, lo que mejora grandemente a quienes tornean.”

Es absolutamente de locos, pero ellos parece que se lo creen, que carecen de la capacidad y el criterio necesarios para poner fin a este comportamiento primitivo e incivilizado que avergüenza a las personas normales de este país. Y el caso es que le confieren un valor patrimonial extraordinario: “Es patrimonio común y bien público de los castellanos, correspondiendo su guarda, ortodoxia, organización y celebración al Concejo de la villa de Tordesillas, quien debe disponer los recursos materiales e intelectivos necesarios para cumplir tan grave encargo a satisfacción de todos los torneantes.”

Sin entrar en el lenguaje, que parece más una croniquilla del siglo diecinueve que un texto contemporáneo, lo cierto es que estoy por eximir a los de Tordesillas de toda responsabilidad, porque me parecen unos “irresponsables” en el más preciso y literal sentido de la palabra.

Va siendo hora de que las instancias políticas, culturales, policiales y judiciales tomen cartas en el asunto, porque el próximo día 14 se va a repetir esta salvaje ceremonia de la sangre. Aquí, señores que ejercen el poder, no hacer nada es colaborar con banda armada; armada con lanzas, al estilo medieval, en consonancia con el calendario mental de estas gentes. Entiendo que ellos, por sus carencias culturales, por la inconsistencia de su moral social, no son capaces de ver lo aberrante que es todo esto. Por eso han de ser otros los que cambien las reglas de juego, los que hagan prevalecer la lógica, el derecho animal, la justicia moral.

Por favor, estamos en el siglo XXI, en Europa… ¡Hagan algo y háganlo ya! No podemos seguir aguantando esta vergüenza.

Anuncios

~ por kalicom en 8 septiembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: