¡Y que mal rayo les parta!

En este mundo nuestro hay un pequeño problema de reparto de la riqueza, es decir, unos tienen mucho más de lo que podrían gastarse en varias vidas y otros duermen en la calle.

Hace poco me llegó una reflexión que un televidente había mandado a la CNN que resulta verdaderamente demoledora: el Congreso de los Estados Unidos está discutiendo un plan de rescate para los bancos (con dinero de los contribuyentes, claro está) que requerirá la astronómica cifra de 700.000 millones de dólares, que se sumarán a los 500.000 millones de dólares que ya se les ha concedido.

Ahora vamos a ver lo absurdo de todo esto. Si consideramos que en el planeta Tierra hay 6.700 millones de personas, si se dividen solo los 700.000 millones de dólares entre ellas, cada habitante del planeta tendría 104 millones para vivir como un marajá… ¡Se acabó la pobreza y con ello la enfermedad y la discriminación… Todos millonarios!

Pero vengámonos a España, donde el Estado le larga 30.000 millones de euros a sus banqueros para evitar el colapso financiero. Considerando los datos de 2008, en los que se indica que somos 46.063.511 habitantes, en el reparto equitativo de esta pasta tocaríamos a 652,18 millones de euros por barba, que en una familia normal con cuatro miembros daría un total, redondeando por abajo, de 2.600 millones de euros. ¿Qué, cómo te quedas?

Y sin embargo aquí estamos: todos llorando, hablando de crisis, sufriendo porque no hay trabajo, ganando una mierda los que lo tienen, con los políticos haciendo el paripé de que están salvando la situación… ¡Realmente debemos tener cara de gilipollas!

Los que sobran son los banqueros, los especuladores financieros, los brokers y toda esa gente que ha hecho profesión de cambiar el dinero de manos quedándose con parte de él. Ellos, los políticos y otros parásitos se ríen de nosotros cada día, nos toman el pelo, nos mienten, nos engañan, nos roban, insultan nuestra inteligencia.

Espero que acierten los catastrofistas y en diciembre del 2012 nuestra sociedad reciba un rayo destructor desde el centro de la galaxia que se cargue el sistema establecido (establecido por ellos), dando paso a una nueva era de justicia, igualdad y respeto.

Anuncios

~ por kalicom en 27 octubre 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: