¿Qué es peor, la ignorancia o la soberbia?

A Monseñor Reig se le ha calentado la boca hablando de algo que desconoce

 

En ocasiones leo cosas absurdas. En general el asunto no tiene mayor importancia pero, a veces… Creo que sí.

Digo esto por el reciente caso del obispo de Alcalá de Henares, don Juan Antonio Reig Plà, doctor en Teología Moral por la Universidad Pontificia Lateranense de Roma.

Se presupone que este alto directivo de la Iglesia Católica debería de tener dos dedos de frente… Pero resulta que no: piensa (y no tiene empacho de manifestarlo en público) que hay “ideologías” que no orientan bien la sexualidad de algunas personas y ello hace que terminen siendo gays. Añade, además, que esas pobres personas, ante la terrible duda que atenaza sus corazones, “…se corrompen, se prostituyen o van a clubes nocturnos de hombres”, al parecer para asegurarse de que son maricones.

Dicho así podría parecer parte de un guión del Club de la Comedia, pero resulta que son declaraciones de un señor que es líder de opinión en amplios sectores de población. ¡Muy, muy preocupante!

Mire usted monseñor, ser gay es un estado natural, fruto de un determinado perfil psicofisiológico. Uno es gay o no lo es, y si es que sí, es porque la naturaleza lo ha dispuesto de esa manera. Y si uno no ha nacido para gay y degenera, terminará siendo un putero, no un chapero… O quizá acabe siendo las dos cosas, porque la naturaleza es caprichosa y en ocasiones juega a la multiposibilidad.

En cualquier caso, no creo que la Iglesia esté en condiciones de juzgar conductas ajenas sabiendo, como sabemos, que muchos de sus sacerdotes no sólo han transgredido principios morales católicos, sino que han cometido delitos contemplados por la ley y por la lógica, pervirtiendo y violando a menores de ambos sexos.

Yo no los juzgo, porque no es mi cometido sino el de los tribunales, pero le pido que deje usted de hacer estas declaraciones tan absurdas como representante de su iglesia, sencillamente porque la pone en ridículo y nos ofende a todos.

¡Atraviese de una vez el agujero de gusano y véngase al siglo XXI; verá que interesante!

Vamos a ver  don Antonio, que todos sabemos quién es usted, cuál es su ideología política y cuál su currículo. A usted le pierde la boca señor obispo y por eso le trasladaron sus jefes de Cartagena a Alcalá.

¿Por qué no reza un poquito más, a ver si su dios le redime del feo pecado de la soberbia y le ilumina la inteligencia para hacerlo más tolerante, comprensivo y caritativo?

¿No se da cuenta de que todo el mundo se está riendo de esas cosas que dice?

Anuncios

~ por kalicom en 10 abril 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: