Shell, la concha negra del petróleo

La “Royal Dutch Shell” (Compañía Real Holandesa Shell) es una empresa de hidrocarburos anglo-holandesa que tienen intereses en los sectores petrolífero, del gas natural y del refinado de gasolinas.

Está entre las cuatro mayores multinacionales del mundo del petróleo junto a BP, ExxonMobil y Total, y en 2009 la revista Fortune estimó que era la empresa con mayor patrimonio monetario del mundo.

Si bien muchos conocemos a Shell por sus competiciones de eficiencia de combustible, como la “Shell Eco-Marathon”, que podría llevarnos a pensar que se preocupa por la conservación del entorno natural, nada más lejos de la realidad.

En sus cincuenta años de vida, Shell ha protagonizado miles de vertidos de petróleo y se ha visto envuelta en incidentes realmente turbios:

En Bolivia participó en la Guerra del Chaco por intereses  netamente económicos.

En Brasil se ha unido a las empresas Cosan y Raizen para extraer etanol de la caña de azúcar y venderlo como biocombustible, comprando la caña a un terrateniente que controla el territorio de los indios guaraní y que ha amenazado de muerte a sus oponentes.

En Perú, en los años ochenta, puso en marcha explotaciones petrolíferas en plena selva virgen, donde aún vivían pueblos primitivos sin contactar. Su actividad abrió un camino que luego aprovecharon las industrias madereras. La mortandad registrada en estos pueblos indígenas ha sido enorme.

En Argentina, en 1999, uno de sus petroleros derramó 5.400.000 litros de petróleo en el Río de la Plata. Causando la mayor contaminación de agua dulce de la historia. En 2010 los principales damnificados de aquel desastre seguían sin recibir indemnización alguna.

En Europa, la compañía planeó hundir la plataforma de extracción “Brent Spar” en pleno Mar del Norte, con el consiguiente riesgo para el ecosistema oceánico. Ante las fuertes presiones ciudadanas y de las asociaciones ecologistas, Shell decidió reciclar la plataforma, convirtiéndola en un muelle para la ciudad de Stavanger, capital noruega del petróleo.

Pero donde Shell ha protagonizado los mayores escándalos ha sido en Nigeria. Allí, en la década de los noventa, y en connivencia con la dictadura militar establecida en el país, contaminó gravemente el Delta del Níger, una región tradicionalmente agrícola y uno de los diez ecosistemas marinos, costeros y de humedales más importantes del planeta.

Su pasividad en la protección del entorno y su colaboración con los dictadores, a los que equipó de armamento que fue empleado en crímenes sistemáticos contra la población civil, suscitó una batalla legal que Shell cerró con el pagó de 15,5 millones de dólares, que le permitieron librarse de un juicio que habría afectado seriamente a su reputación internacional.

Hoy, el Delta del Níger es un territorio yermo en el que vive una población empobrecida que ni siquiera tiene acceso al agua potable. Pero Shell, que ganó en el año 2011 más de 28.600 millones de dólares no parece inmutarse, y se niega a reconocer su culpa en el desastre y su obligación de limpiar la zona y de entregar indemnizaciones a las comunidades afectadas.

Según los estudios existentes, entre 1976 y 2001 Shell produjo más de 6.800 vertidos de petróleo en el Delta del Níger, y en 2008, fallos en un oleoducto de la compañía causaron el derrame de miles de barriles de petróleo.

Tres años después Shell sigue sin hacer nada, sin limpiar el territorio y asumir su responsabilidad, mientras decenas de miles de personas sin recursos viven las dramáticas consecuencias de la contaminación.

Así son las grandes empresas que dominan el mundo: despiadadas, egoístas, ambiciosas, inmorales, insolidarias, dispuestas a todo con tal de ver crecer su capital.

Puede que no podamos hacer mucho, pero al menos abre los ojos y no te dejes engañar por estos manipuladores sin conciencia.

 

Si quieres mandar un postal de protesta para inundar la sede de Shell en La Haya (Holanda), que el próximo 22 de mayo celebrará su Asamblea General de Accionistas, puedes entrar en esta dirección Internet de la organización Amnistía Internacional: http://web.es.amnesty.org/shell-delta-del-niger/

 

Anuncios

~ por kalicom en 5 mayo 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: