El maltrato animal en España, es un problema que tiene solución

En nuestro país, ser maltratador de animales es una especie de pandemia que afecta a una parte significativa de la población, pero eso no quiere decir que debamos rendirnos, ni aceptar con resignación que esto es lo que hay, que somos así y seguiremos siéndolo.

En realidad la cosa es bastante fácil de solucionar, pero requiere unas medidas básicas que paso a perfilar a continuación:

1) El Rey Don Juan Carlos debe manifestar públicamente su renuncia a matar animales (elefantes, osos, corzos… y caza menor), así como a presidir y presenciar actos en los que se torture animales (es evidente que aquí me estoy refiriendo al asesinato de toros en las plazas).

2) Su Majestad debe influir sobre el Gobierno de la nación y sobre las autoridades de las comunidades autónomas para que secunden e imiten dicha actitud.

3) Debe analizarse, desarrollar, optimizar y promulgar una “Ley Única de la Protección Animal en España”, redactada con el acuerdo y participación de las organizaciones protectoras de animales, que será de obligado cumplimiento en todo el territorio nacional.

4) Dado que siempre habrá quien carezca de la sensibilidad necesaria para evitar el sufrimiento de los animales e incluso disfrutará con el mismo. La nueva ley deberá ir acompañada de unas penas suficientemente duras como para tener un efecto realmente disuasorio:

a) Establecimiento de severas penas de servicio a la comunidad, que deberán cumplirse en instituciones protectoras de animales bajo la supervisión de profesionales de las mismas.

b) Imposición de sanciones económicas muy elevadas, acordes con la gravedad de las acciones del acusado.

c) Publicación en el BOE de la lista de delincuentes, delitos y penas, para que se tenga noticia pública de la identidad de los maltratadores y de la gravedad de sus actos.

d) Castigo a los propietarios de animales con sanciones económicas cuando no los identifiquen con el chip correspondiente, cuando no los custodien con el celo necesario para evitar su extravío, cuando no los hagan circular por la calle con las medidas de seguridad necesarias y, por supuesto, cuando los abandonen a su suerte en la vía pública o en el campo.

5) Fomentar la protección animal en el ámbito escolar, ya que es la única vía para garantizar que las futuras generaciones tendrán una conciencia clara de la importancia de esta actitud, tanto en lo que se refiere a animales de trabajo como de producción, de investigación o de compañía.

6) Suprimir cualquier espectáculo que sea protagonizado por animales; en especial aquellos en los que sean motivo de sufrimiento, vejación, maltrato, ridiculización o menosprecio.

7) Declarar nula e improcedente la consideración de la actividad taurina como “bien cultural” y evitar que los menores tengan contacto con dicho espectáculo.

8) Acabar con el “negocio” del toro en todas sus vertientes, suprimiendo cualquier tipo de subvención a personas o empresas relacionadas con la actividad taurina.

9) Proporcionar formación específica al personal de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en el rescate y protección de animales extraviados, heridos o atropellados.

10) Regular y vigilar estrechamente la importación, cría y venta de mascotas, que en la actualidad, en muchos casos, están en manos de delincuentes y personas con pocos escrúpulos e incluso de redes mafiosas internacionales.

11) Vigilar minuciosamente la actividad cinegética, porque es fuente de malos tratos, torturas y abandonos sistemáticos, poniendo especial énfasis en los galgueros, los propietarios de rehalas y los cazadores con perro.

12) Informar adecuadamente a la población sobre la necesidad de que sobrevivan las colonias de gatos callejeros, que son los que permiten mantener en unos niveles aceptables las poblaciones de roedores. Para ello es necesario también perseguir y sancionar a los envenenadores de gatos callejeros, cuya actividad genera cadenas tróficas que afectan también a otros animales.

13) Promover en los medios de comunicación el amor y el respeto por los todos animales, documentando la importancia de las distintas especies en el equilibrio del entorno.

14) Dar a conocer a la población las bondades psicológicas que las mascotas aportan a niños y adultos, y fomentar con ello las adopciones de animales abandonados que, por saber lo que es el sufrimiento y la soledad, son aún más cariñosos y fieles a quienes los acogen e integran en su familia.

15) Generalizar la castración de las mascotas y de los gatos callejeros por las ventajas físicas y psicológicas que ello aporta al animal, por las mejoras que implica para la convivencia familiar, y para evitar el nacimiento de camadas de perros y gatos no deseadas, que tantas veces son el origen de abandonos y matanzas.

Podría entrar más en más detalles y tocar muchos más temas, pero mi objetivo no es ser exhaustivo sino lanzar un flash que nos haga un poco más conscientes, un poco más civilizados y un poco más concienciados, responsables y comprometidos con el gravísimo problema que afecta hoy, aquí, en España, a los pobres animales.

Como vemos, la solución debe partir de los estamentos políticos, pero luego exige un compromiso de toda la sociedad, en especial en esta época de crisis.

Anuncios

~ por kalicom en 13 agosto 2012.

Una respuesta to “El maltrato animal en España, es un problema que tiene solución”

  1. Me gusta y lo comparto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: