Los parias y los ricos

se  tienes ropa limpia

 

Esta mañana leía en El País que Amancio Ortega, el leonés hijo de obrero ferroviario que emigró a Galicia y que a los 14 años entró como empleado de unas tiendas de ropa en La Coruña, no sólo es hoy el millonario más millonario de España, sino que además es el millonario que más ha incrementado su fortuna en 2012.

Según la revista Forbes (que como todo el mundo debería saber es una herramienta que los auténticos dueños del mundo utilizan para que la gente no se fije en ellos) Ortega es la tercera fortuna mundial, después del mexicano Carlos Slim Helú y del norteamericano Bill Gates.

De acuerdo con El País, el dueño de Inditex habría ganado el año pasado 16.800 millones de euros, con lo que su fortuna se habría incrementado en algo más de un 28%, situándose en los 43.600 millones.

¿Cómo es posible que en plena crisis mundial este hombre haya visto engordar así su billetera? ¿Deberíamos seguir su ejemplo? Pues no exactamente por lo que veo en el “Portal de Economía solidaria”.

Tres empresas españolas tan conocidas como Inditex, El Corte Inglés y Cortefiel se surten con productos confeccionados por compañías indias -Eastman Exports, SSM India, Bannari Amman Group y KPR Mill- que emplean como trabajadoras a niñas y adolescentes de entre 14 y 20 años pertenecientes a la casta Dalit, la más baja y despreciada del país, auténticas “intocables”.

Sin contrato, sin libertad y en condiciones de salubridad intolerables, trabajan 72 horas a la semana por un salario de 88 céntimos de euro al día, del que sólo podrán disponer cuando hayan transcurrido de tres a cinco años, ya que ese sueldo acumulado servirá para pagar su dote matrimonial. La práctica de la dote es ilegal en India desde 1961, pero en el ámbito rural las familias la siguen practicando y de ello se aprovechan comerciantes como el galardonado Ortega (en 2009 el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil).

Inditex se defiende asegurando que pertenece a la organización internacional  “Ethical Trading Initiative (ETI)” y que “las situaciones de riesgo están ahora monitorizadas y se persiguen con eficacia las irregularidades”.

Pero lo cierto es que el río suena y las cosas están poco claras: durante la presentación de los resultados de Inditex en 2011, un periodista de la televisión pública gala “France 2” preguntó al actual presidente de Inditex, Pablo Isla, por qué permite el trabajo infantil en algunos de sus proveedores indios, asegurando que la cadena tenía previsto emitir un documental en el que se demuestra que Inditex tolera la explotación de niños de 14 años. Isla respondió que esas preguntas eran “improcedentes” y estaban “fuera de lugar”.

¿Es imposible ser honesto y rico a la vez?… Pues eso parece. ¿Alguien se escandaliza?… Realmente no. Por el contrario, el enriquecimiento inmoral sirve de ejemplo en algunas escuelas de negocio y facultades de empresariales, que ponen como ejemplo a estos depredadores ambiciosos que se enriquecen ignorando reglas morales, leyes y normas.

¿Y ahora quién los para?

Anuncios

~ por kalicom en 4 enero 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: