La iglesia católica se quiere apoderar de la mezquita de Córdoba en 2016

 

Mosque_Cordoba

 

En este país resulta difícil irse a la cama sin haberse llevado un buen susto político cultural o religioso.

Hoy leo en el periódico digital “andaluces.es”, que hace ocho años, en 2006, el arzobispado de Córdoba privatizó, inscribiéndola a su nombre en el Registro de la Propiedad, la mezquita de Córdoba [la más grande de occidente y monumento patrimonio de la humanidad].

Para ello se basó en dos artículos de la Ley Hipotecaria de Franco, que da entidad de administración pública a la iglesia católica y de funcionarios a los diocesanos.

Resumiendo, que como nadie había registrado hasta esa fecha la Mezquita, lo hizo el obispo en nombre de la iglesia, y con ello quedará en propiedad “eterna” del loby vaticano diez años después de la inmatriculación, es decir, dentro de dos años.

De igual forma la Iglesia ya ha rapiñado, según indica este mismo medio de comunicación, más de 1000 fincas en Navarra.

¿Se puede hacer algo para evitarlo? De acuerdo con el profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba, Antonio Manuel Rodríguez,  haría falta que la administración pública reclamase la titularidad del monumento y fuesen derogados el 206 de la Ley Hipotecaria y el 304 del Reglamento que desarrolla el texto normativo de 1947.

Es absolutamente de locos que una ley franquista vaya a privar a España de la propiedad pública de este monumento, quedándose con él los espabilados de la iglesia, que nada más hacerlo incluso impedirán que se lo denomine “Mezquita de Córdoba”, ya que, de hecho,  lo llaman “Catedral de Córdoba”, tratando de borrar su pasado musulmán.

¿Y por qué están tan interesados los curas en el tema? ¿Para preservar este monumento histórico tan importante? Pues a mí la cosa en realidad me huele a dinerito, porque sólo el año pasado la mezquita cordobesa facturó, únicamente por visitas, 13 millones de euros. ¿Se ve ahora más claro?

Como además la iglesia católica [sólo la católica] no tiene que pagar ni IVA, ni IBI, ni ningún otro impuesto al Estado, el negocio es redondo.

Por favor, pido a la junta de Andalucía, al Ayuntamiento de Córdoba  y al Estado que hagan algo para evitar este nuevo atropello perverso de una iglesia que ha sido capaz de amargarle la vida a Benedicto XVI hasta hacerlo abdicar, y que lleva camino de llevarse por delante también al actual Papa Francisco.

Summum ius summa iniuria

Anuncios

~ por kalicom en 3 febrero 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: