Barbie también le pega al binario

 

barbie-computerengineer2

 

 

Desde marzo de 1959, Barbie es una muñeca famosa en todo el mundo. La fabrica la empresa norteamericana Mattel, y fue diseñada por Ruth Handler, a la que se acusa de haberse inspirado en la muñeca alemana Bold Lilli.

Por aquellos tiempos yo tenía diez añitos y la América de Eisenhower me pillaba bastante lejos. Aquí las niñas ni siquiera la conocían y aún acunaban a Mariquita Pérez.

Pero volvamos a la Barbie: tuvo un impacto social impresionante entre las preadolescentes norteamericanas, que vieron en ella el modelo a seguir, pero eso no ha impedido que en estos cincuenta y cinco años hayan surgido controversias y demandas por su aspecto físico y por su estilo de vida pijo y superficial.

Una de las críticas más serias se refiere al escaso realismo de su cuerpo, que se supone que es de una mujer joven. Como se considera que está hecha a escala 1/16, hemos de concluir que la muñeca mediría en el mundo real 1,75 m y luciría un contorno de pecho de 91 cm, 46 cm de cintura y 84 cm de caderas.

De acuerdo con los estudios que ha hecho en el Hospital Central de Helsinki, la muñeca carecería del porcentaje de grasa corporal mínimo (17% al 22%) que necesita una mujer para menstruar. Por lo tanto, Barbie es una anoréxica a la que los fabricantes asignan un peso corporal de 50 kg, es decir, 16 kg menos de lo que debería pesar una mujer de 1,75 cm.

Muchos fabricantes de todo el mundo han intentado imitarla con más o menos gracia, pero en 2001 a esta princesa del mundo rosa le salieron unas serias competidoras, las hermanas Bratz, de la empresa MGA; Mattel contraatacó lanzando al mercado un grupo de muñecas llamado “My Scene”: más grandes, más jóvenes, con ropa más acorde con lo que las niñas usaban en la vida real.

Barbie tiene su propia revista y desde el año 2000 dedica una línea especial para coleccionistas adultos. Con el paso de los años, además de las caucásicas barbies rubias de ojos azules y eterna sonrisa, han aparecido barbies afroamericanas para satisfacer el creciente mercado de las niñas estadounidenses de color.

En total se llevan vendidas más de mil millones de unidades de Barbie, que ejercen 63 profesiones y oficios diferentes. La última es la “Barbie ingeniero informático”, con un pelo rubio cegadoramente brillante, camiseta con fondo de motivos binarios y adornos “ad hoc”, pantis negros, chaleco hortera y reloj fashion total, rematando con el toque profesional, un portátil mini, por su puesto de color rosa. Excuso decir que la ingeniera lleva gafas a la última y un pinganillo telefónico de lo más cool.

¿Cuál es su mensaje?: “tu puedes trabajar en una profesión de gente rara y seguir a la moda”. Lo cierto es que, con esta ingeniera, Mattel busca clientes adultas que adopten a Barbie como amuleto para tener en la oficina, sobre el ordenador, como el que pone una planta o un osito, pero con un toque más específico.

Too much for my body!

 

 

Anuncios

~ por kalicom en 17 febrero 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: