LA INNECESARIA PSICOSIS POR EL CORONAVIRUS

•25 febrero 2020 • Dejar un comentario

Algo no me cuadra en este tema del coronavirus COVID 19. Tengo la sensación de que alguien está sacando las cosas de quicio para obtener tajada, pero aún no estoy en condiciones de asegurar ni quién ni para qué.

Los coronavirus son una familia de virus que se descubrieron en los años sesenta y que no se sabe realmente cuál es su origen. La mayoría no son demasiado peligrosos y se pueden tratar con eficacia. De hecho, muchísima gente se infecta a lo largo de su vida con un coronavirus, sobre todo en la infancia… Y no le pasa nada.

CORONA VIRUS-2

En los últimos años se han registrado varios brotes epidémicos de coronavirus:

SRAG-CoV: que se inició en noviembre de 2002, también en China, y que afectó a 8.000 personas de 37 países y dejó 700 muertos (aproximadamente el 10% de los afectados). Se trató sin duda de un síndrome respiratorio agudo grave.

MERS-CoV: así se llamó al coronavirus que causó el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), localizado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. De este virus se han reportado hasta octubre pasado más de 2.400 infectados en diversos países, entre los que se han producido más de 800 muertes (una letalidad del 35%).

COVID-19: nos dejó sus primeros infectados en diciembre pasado en la localidad china de Wuhan. Con el nuevo año hemos vivido un goteo constante y acelerado de infecciones. Parece ser que, si bien se transmite con cierta facilidad, sobre todo por vía respiratoria, su gravedad y mortalidad son relativamente bajas (se estima una letalidad de entre el 2 y el 3%).

La enorme movilidad que hay actualmente entre ciudades y entre países está haciendo que el COVID-19 atraviese las fronteras con relativa facilidad, aposentándose hoy en diversos países, en los que se registran unos 80.000 casos (China, Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán, Tailandia, Taiwán, Malasia, Vietnam, Emiratos Árabes, India, Filipinas, Kuwait, Omán, Israel, Sri Lanka, Camboya, Nepal, Líbano, Irak, Afganistán, Baréin, Egipto, Italia, Francia, Reino Unido, España, Rusia, Austria, Bélgica, Suecia, Finlandia, Croacia, Estados Unidos, Canadá y Australia). En la mayoría de estos países se registran muy pocos casos y han entrado con turistas o personas de negocios que han viajado a China.

CORONA VIRUS

Todo los expertos están de acuerdo en que es una infección de una gravedad similar a la de una gripe, que afecta básicamente a personas mayores, con enfermedades previas o con sus sistema inmunitario deprimido. Por eso me sorprende tanto el alarmismo que se está creando en torno a este tema, alentado sin duda por los medios de comunicación, que están a todas horas hablándonos de infectados, de muertos, de las mascarillas (por cierto, en su mayoría inútiles), de los toques de queda en las ciudades chinas, de los colegios cerrados, de los supermercados desabastecidos…

Se está creando una psicosis innecesaria y dañina que genera situaciones absurdas. Esta mañana me comentaba la farmacéutica que ya le llegaba mucha gente para interesarse por las mascarillas, aquí, en Madrid, donde las posibilidades de infección son de momento remotas.

Debemos recordar que la conocida gripe de todos los años, la que muchos hemos pasado alguna vez, es bastante más peligrosa y causa relativamente más víctimas que este coronavirus que tanto nos asusta.

En resumen, no quisiera yo quitarle importancia al COVID-19, pero, seamos coherentes, se trata de una infección como muchas otras, de peligrosidad leve en la mayoría de los casos, perfectamente tratable y ante la que sólo deben tener precauciones estrictas las personas mayores, inmunodeprimidas o con enfermedades respiratoria previas.

Dicho esto, no creo que sea aconsejable viajar a China durante una temporada, que una cosa es no vivir con miedo y otra ponerse chulito.

ALBERT RIVERA, HISTORIA DE UNA AMBICIÓN

•11 noviembre 2019 • 1 comentario

En España, cuando votamos lo hacemos con espíritu guerrero; o eres amigo o eres enemigo, así somos nosotros. Necesitamos tener claro de qué lado estás, necesitamos rotundidad, firmeza, equilibrio, confianza, durabilidad, certeza. Es nuestro instinto, tenemos que tener clara nuestra adscripción en esta contienda de banderías que es la política nacional.

zentauroepp50789226-politica-albert-rivera-ense-adoquin-panot-debate-el191107190856-1573150277565

Con aparente buen criterio, Albert Rivera pensó que pegándole a su partido las etiquetas de ‘liberal’, ‘regenerador’ y ‘constitucionalista’ podía tener eso que llaman “Chance” en un escenario marcado por el independentismo, la aparición de Podemos, la aparente falta de solidez del socialismo y la corrupción del PP.

En este panorama, Ciudadanos se ofrecía como fulcro para apoyar una palanca de cambio que, moviéndose a izquierda y derecha, ejercería una influencia adaptable a cualquier mayoría.

Pero claro, este planteamiento no le auguraba más allá de un 5 a un 15% de los votos, así que Rivera, que es ciertamente un chico ambicioso, jugó a ser el Macrón español… Y al final, el centrismo de Ciudadanos acabó igual que el resto de los centrismos de la Europa meridional, que ni pinchan, ni cortan, ni gobiernan, ni nada.

Y así, Alberto, el chico de Barcelona con los votos prestados, se equivocó. Su exceso de ambición lo llevó a soñar con superar al Partido Popular y la realidad lo ha reducido a la irrelevancia, porque Ciudadanos nunca fue necesario para la gobernabilidad de este país.

Rivera-1280x640

Pensó que era el delfín de un nuevo centro derecha, y ha acabado en el cadalso de las urnas. Sus ataques a diestra y siniestra, sus truculentas performances de las piedras, las fotos y los diagramas en los debates, lo convirtieron en un personaje de opereta, en un prestidigitador que sólo generaba memes, en un divertimento.

Su trayectoria errática de los últimos meses lo llevó a incluirse en el eje nacional, y quiso inventarse el ‘extremo centro’, pero resulta que eso no existe. Por ello Ciudadanos ha caído de 57 a 10 escaños, del 16% de los votos de abril al lamentable 7% de hoy.

El problema es que Rivera ya tenía el veneno dentro, porque la mitad de sus votantes se inclinaban por pactar con Sánchez, pero el líder finalmente se negó y los militantes más moderados se resentían y echaban de menos las primitivas propuestas de corte socio liberal y aquella visión tecnocrática y pragmática que predicaba en 2015.

Además, su estrella empezó a debilitarse con el estruendoso surgimiento de ese kraken llamado VOX, al que la gente percibe como una fuerza temible y contundente para luchar contra el independentismo, rugiendo su exaltación del nacionalismo español, centralista y nostálgico.

Es curioso que Ciudadanos, que nació en Cataluña y soñó con gobernar España, haya tenido que ver cómo ha sido precisamente el conflicto catalán el que ahora lo sitúa en ese tablón bajo el que sólo hay mar y tiburones repartiéndose los despojos.

La derechización progresiva e imparable de su discurso hizo que muchos de los suyos saltaran por la borda, defraudados y preocupados por una deriva que se les antojaba letal y absurda. Ahora, Rivera, repleto de soberbia, como Ícaro, ha querido volar cerca del sol del PP, porque en abril sólo lo separaban de él 220.000 míseros votos, y ese atrevimiento lo ha llevado a olvidar que debía mantener los pies en tierra, en una tierra liberal, centrista, europeísta y moderada, no en la derecha extrema, un lugar en el que la mayoría de su gente no se encontraba a gusto.

poster-ciudadanos-original_49e62b81_1199x675

A nadie debe culpar Albert; él pudo convertirse en el adalid de quienes querían distanciarse de los partidos tradicionales, de quienes exigían una regeneración de la vida política y deseaban hacer frente al nacionalismo catalán. Muchos vieron en Ciudadanos la posibilidad de tener transparencia, eficacia, moderación y diligencia al servicio del buen gobierno. Pero Rivera los ha defraudado, porque no ha sido ni fiable ni responsable, porque ha cambiado su objetivo inicial de partido bisagra en nada menos que la búsqueda de convertirse en el líder de la derecha española, y eso, que nadie lo dude, tiene un alto precio. En realidad, puede darse con un canto en los dientes Alberto Carlos Rivera Díaz por haber retenido el 39% de los votos que atesoró el 28 de abril.

No deja de ser curioso que aquellos votos centristas que Rivera tenía en usufructo hayan volado básicamente al PP y a VOX, en busca de líderes más duros y enérgicos. A él le han faltado visión de futuro y paciencia y le han sobrado ambición y urgencia.

Su caso, sin duda, se convertirá en tema de debate en las facultades de ciencias políticas sobre lo que no hay que hacer en política para llegar a buen puerto.

HISTORIA, MAGIA, FÍSICA Y EL RABO DE LA OSA

•21 septiembre 2019 • Dejar un comentario
El oso y el madroño son los elementos protagonistas del escudo heráldico de Madrid. Su origen tenemos que buscarlo en el siglo XIII, cuando Alfonso VIII empezó a utilizar en sus estandartes la imagen de un animal muy abundante en esta zona, el oso.
En cuanto al madroño, se incorporó al escudo de la villa a raíz de un conflicto de territorios entre la ciudad y la Iglesia, discrepancia que se dilucidó con un reparto salomónico: Madrid se quedaba con los montes y la Iglesia con las tierras de pasto.
Desde ese momento en nuestro escudo figuran el oso y el madroño, que al final se han convertido en iconos de la ciudad.
IMG_2202
Recientemente los estudiosos nos aclararon que el animal no es exactamente un oso sino una osa, ya que dicha figura está asociada al mito griego de la osa mayor y la osa menor o, lo que es lo mismo, Calisto y Arkas.
Calisto, la osa mayor, la de nuestro escudo, fue lanzada al cielo por el mismísimo Zeus para que, convertida en constelación, estuviera protegida de los cazadores; a renglón seguido lanzó también a su hijo Arkas, que se convirtió a su vez en la osa menor, una constelación que tiene en la punta de su cola nada menos que a la Estrella Polar, que ha sido desde entonces la guía de todos los navegantes que en el mundo han sido.
La osa mayor es una constelación que siempre está a la vista en el hemisferio Norte. Por eso Homero dijo de ella: “la Osa Mayor nunca se hunde en las aguas del océano”.
Vale, pues, visto el delicado tema del sexo de nuestra osa y de por qué está subida a un madroño… ¿Alguien podría decirme por qué todo el mundo que va a hacerse la dichosa foto cateta delante de la escultura de la Puerta del Sol le toca el rabo a la osa?
No sé dónde ni cuándo ha nacido esta tradición, pero sí puedo dar fe de que los visitantes la tocan, quizá mientras piden un deseo o imploran su protección.
En el fondo, toda la modernidad y tecnología que nos rodean no han arrancado de nuestras almas o de nuestro inconsciente el poder de la magia. Seguimos creyendo en lo que no podemos ver ni comprobar, en los poderes ocultos, en la suerte desvinculada de la estadística, en dioses y demonios que ponen un poco de marcha en este mundo regido por las monótonas y predecibles leyes de la física.

¿ADOPTAR UN GATO CIEGO?… …ROTUNDAMENTE SÍ

•14 julio 2018 • Dejar un comentario

Llevo muchos años actuando como cuidador y criador de bebés de gato para una protectora de animales. Normalmente se trata de camadas de huérfanos de entre 20 días y un mes y medio recogidos en descampados, naves, motores de coches, alcantarillas y todos aquellos escondrijos que os podáis imaginar.

En las instalaciones de la protectora deben quedarse el menor tiempo posible porque corren el riesgo de coger diversas enfermedades para las que aún no están vacunados, así que se necesita que haya una familia de acogida que los cuide, les de el biberón hasta que puedan comer solos, cure sus enfermedades, los mantenga limpios, los lleve al veterinario y les ofrezca todo el cariño y las caricias que estos pequeñines necesitan hasta que están en disposición de ser adoptados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este es “Bolas” un gatito ciego encantador, cariñoso, tierno, con un pelo suave y un carácter maravilloso.

UNA EXPERIENCIA SINGULAR

Esta última vez la cosa se me ha complicado un poco: hace unas semanas llegó una camada de tres machos y dos hembras, de poco más de un mes de edad; pero tenían una particularidad… todos eran “ciegos”. La causa de esa ceguera parece ser una infección viral que ha deteriorado más o menos la visión de todos ellos.

En realidad sólo hay uno que yo, que no tengo excesivos conocimientos veterinarios, estoy seguro de que no ve nada y al que llamamos “Bolas” porque cuando llegó tenía los ojos hinchados y salientes como dos canicas. Los demás, aunque todos tienen los ojos afectados, creo que ven más o menos, a tenor de cómo son capaces de seguir objetos silenciosos y localizar cosas que no emiten sonidos.

Ya había leído que los gatos en general y en particular los ciegos, tienen una gran capacidad para superar las dificultades, adaptarse a sus circunstancias y moverse con soltura y manteniendo intactas su alegría y sus ganas de jugar,  pero vivirlo ha sido una verdadera y reconfortante sorpresa: carreras, juegos, saltos, peleas y persecuciones al más puro estilo gatuno. Os aseguro que sólo con verlos moverse no sospecharíais que algunos tienen graves problemas en la vista.

En cuanto a mi relación personal con ellos ha sido muy intensa porque he tenido que cuidar sus lesiones con antibióticos, calmantes, humectantes y anti inflamatorios…. Tratamientos molestos e incluso dolorosos que han soportado cada día con una enorme paciencia y comprensión.

He intentado no hacer un drama de todo esto y de aprender para el futuro, así que empecé por ponerles unos nombre divertidos: además de “Bolas”, tengo a “Casimira”, “Lucía”, “Yoygo” y “Veo”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mientras escribía este artículo la pandilla se vino a hacerme compañía… Bueno, uno se quedó frito en la moqueta.

Algunas personas (demasiadas para mi gusto) a las que les he hablado de mis bebés ciegos me han dicho en un arranque de conmiseración: “¿Y no sería mejor sacrificarlos” y yo siempre les contesto en un tono en parte sarcástico y en parte cabreado: ¿Y por qué no te sacrificas tú?

Siento que la reacción parezca un poco borde pero es que mis gatos ciegos están tan llenos de vida, de alegría y de ganas de hacer cosas como cualquiera de las muchas docenas que han pasado antes por casa; por eso me cabrea que se considere que ya no tienen nada que hacer en este mundo. De hecho os aseguro que si no tuviera ya tres gatos adultos me quedaría con Bolas porque es absolutamente delicioso. Creo que él o cualquiera de sus hermanos pueden ser unos gatos caseros perfectos. Hay que tener en cuenta que compensan su falta de visión con sus otros extraordinarios sentidos y establecen un vínculo con sus humanos especialmente cálido, encantador y amoroso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un gatito ciego desarrolla especialmente sus otros sentidos, pudiendo llevar una vida completamente normal, alegre y feliz.

¿QUE SUPONE ADOPTAR UN GATO CIEGO?

Empecemos por el principio: tu gato ciego no sabe que es un minusválido y como nadie le ha explicado lo que no puede hacer, él va y lo hace; así de simple. Tu gato ciego no se auto compadece, no sufre psicológicamente, no se plantea las dificultades del futuro, no se siente un desgraciado… Él, como todos los gatos videntes o invidentes del mundo, lo único que quiere es protección, un hogar con humanos cariñosos, buena comida, espacio para moverse, amigos para jugar, mimos y caricias.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi amigo “Bolas” es un ejemplo de lo encantadores que son los gatos ciegos. Entre ellos y tú llegará a crearse un vínculo único que compensará con creces la ceguera de tu compañero.

Tú me dirás que todo eso está muy bien pero que lo cierto es que el gato es ciego, que no ve. Vale, tienes razón; adoptar un gato ciego exige ciertas condiciones para no crearle ni crearte dificultades. En realidad son cosas de pura lógica y en su mayoría igualmente aplicables a los gatos que sí ven. Veamos las más importantes:

-Cuando entres en la habitación en la que está el gato háblale con suavidad para que sepa que estás allí y te pueda incluir en su mapa mental tridimensional.

-Trata de no hacer ruidos inesperados o estridentes que podrían asustarlo.

-Para que se oriente mejor y no se de golpes innecesarios, procura que los muebles estén siempre en el mismo sitio.

-Al igual que con los gatos videntes, debes proteger las ventanas con mosquiteras o sistemas similares para que no pueda caerse a la calle.

-Cuando estéis en una misma habitación háblale de vez en cuando para que sepa dónde estás, y háblale siempre que pretendas acariciarlo para que no se asuste cuando lo hagas.

-Proporciónale juguetes con cascabeles y pelotitas que suenen. También puedes hacer ruiditos, rascaduras o golpecitos para que te localice. Cómprale o fabrica un poste para que trepe.

-Dedícale tiempo, juega con él, acarícialo y cuando te de muestra de que ha tenido suficiente dale espacio y libertad de acción.

-Colócale siempre el agua, la comida y la arena higiénica en lugares fijos para facilitarle la vida.

-Piensa en los pequeños detalles como bajar siempre la tapa del wáter; eso evitará incidentes desagradables.

-No lo trates como a una persona ciega, es un gato. No le tengas pena sino cariño, y dale la oportunidad de que aprenda a cuidar de sí mismo.

-Nunca deberían quitársele las uñas a un gato doméstico pero desde luego jamás debe hacerse con uno ciego porque necesita disponer de todos sus recursos.

Yo soy de la opinión de que un gato ciego debe vivir en un piso, no en un chalet abierto y, en todo caso, lo puedes sacar a pasear –si a él le apetece- con un arnés, habiéndole colocado previamente el microchip de identificación.

En resumen, no deseches la posibilidad de adoptar un gato ciego, porque los gatos son tan maravillosos y tienen tantos recursos que no te dará problemas adicionales y te regalará mucho cariño, mucha ternura y una eterna e incondicional amistad.

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

•31 marzo 2020 • Dejar un comentario

Esta crisis está dejándonos mucha sabiduría encima de la mesa, muchos principios, informaciones y realidades que deberían procesar convenientemente quienes nos gobiernan, quienes dirigen los destinos de nuestras sociedades.

europapress-2676576-personas-con-mascarilla-en-barcelona-por-el-brote-de-coronavirus

Foto europa press

Primero la gente

Ha ocurrido, por ejemplo, que diversos gobernantes cargados de prepotencia, soberbia e ignorancia, han apostado por un futuro en el que primaban la economía y el comercio, por un futuro con dinero, aunque ello supusiese dejar morir a las personas mayores, a los físicamente más vulnerables. A estos la realidad se les está revolviendo como una maldición bíblica y en sus países la población se infecta en masa y la economía se hunde sin remedio.

Aquí la lección es clara: “lo primero es la gente”; luego, tiempo habrá de recuperar la economía.

Todos a una

En estas guerras pandémicas no valen banderías, discrepancias, discusiones y egoísmos. Estas situaciones sólo se dominan con unidad, con solidaridad.

De nada sirve, ni a nada contribuye, que algunos líderes políticos estén machacando a diario al Gobierno para dejar así su impronta en una situación que ni entienden ni controlan, dejando una clara muestra de su ignorancia.

Cuando el enemigo está a las puertas sólo vale una actitud, que es seguir las consignas, dar ejemplo de disciplina y respaldar las decisiones de quienes tienen la responsabilidad de gestionar el país.

Yo entiendo que algunos políticos de segunda fila se desesperan al ver que nada pueden ni tienen que hacer salvo acatar y respaldar, y que se sienten en la obligación de resaltar cada retraso, cada fallo, y de discutir cada decisión, intentando generar para sus contendientes una imagen de imperfectos, tratando con ello de hacer pensar a la gente que ellos lo habrían hecho mejor, algo que en la inmensa mayoría de los casos sería muy discutible. A algunos les amarga no tener el poder, ser oposición y, por ello, tener que obedecer y respaldar.

Pues no, ahora es tiempo de “todos a una” y, en el futuro, cuando el COVID-19 sea un recuerdo, tiempo habrá de discutir, de reprochar y demás… Hoy no señores, ahora no. Ahora, a callar y a colaborar. Miren ustedes señores de la oposición cómo ha reaccionado la gente, los españoles, y procuren estar a la altura.

i

Somos un país muy civilizado

Comportamientos anecdóticos aparte, este país ha demostrado el gran nivel de su gente, su civismo, su empatía, su inteligencia y su comprensión.

A nadie se le escapa que el estar semanas y semanas encerrados en casa es una situación agobiante y familiarmente compleja, que exige mucho esfuerzo, mucha voluntad y paciencia.

No voy a negaros que, conociendo el individualismo de nuestra gente, nuestro carácter mediterráneo y lo muy volcados que estamos hacia la calle en este país, temí lo peor cuando se anunciaron las medidas de confinamiento. Ahora estoy encantado, orgulloso de la gente, de mi gente, de su cordura y su disciplina. Ahora sé que juntos vamos a acabar con el virus.

3000

La importancia del Sistema Público de salud

Si algo ha quedado meridianamente claro en esta crisis es la importancia de que exista en el país un sistema público de salud, extenso, proporcional, suficiente, bien dotado, con plantillas adecuadas y equipamientos acordes con lo que todos esperamos de él.

Han quedado en evidencia los desmantelamientos, los cierres de plantas, quirófanos e instalaciones realizados por algunos gobiernos en el pasado reciente para primar la medicina privada.

La medicina privada se ha mostrado impotente ante la crisis. Sólo el Sistema Público de Salud está preparado para solucionar los problemas graves, pero resulta que está teniendo que hacerlo a pesar de las muchas carencias de personal, de espacio y de medios que ha evidenciado la lucha contra el COVID-19, y que no es más que la herencia de una gestión nefasta de la sanidad.

Ningún negocio privado, ningún amiguismo, ningún “tres por ciento” debería privarnos de un sistema sanitario público de envergadura en el que todos podamos confiar y del que todos podamos sentirnos orgullosos.

La investigación y la ciencia

Hay cosas que no se sostienen, pero que son consecuencia de que nuestra sociedad se rige exclusivamente por las leyes del mercado. Por eso, un futbolista gana millones al año mientras que un investigador, ese que puede salvar la vida de cientos de miles de personas, gana quince mil.

Si hay que sacar alguna conclusión de este momento histórico de España es que es necesario que contemos con laboratorios punteros, en los que científicos correctamente pagados estudien, desarrollen, perfeccionen, prevean, analicen…

No debemos permitir que nuestros mejores cerebros tengan que irse al extranjero en busca de oportunidades porque no las encuentran aquí.

coronavirus-personal-sanitario-limpieza-1200x900

El año que florecieron las “quelis”

En momentos como este hemos… recordado, que hay un montón de gente tan necesaria como menospreciada, sin la que nada es posible. Es la gente de la limpieza, los que van detrás de los sanitarios trapo en mano, higienizando, desinfectando… Sin ellos, no lo dudéis, todo se hundiría.

Y de la misma manera que les pedimos que salgan de casa y vayan a dar la cara en estos momentos de riesgo, de miedo, deberíamos acordarnos de ellos para exigir a los empresarios que los contratan que lo hagan con unos sueldos algo más dignos, más acordes con la importancia de su labor.

5541346

Las fuerzas del orden

Otro tanto puedo decir de los policías locales, las policías autonómicas, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los guardias privados de seguridad y por supuesto, las Fuerzas Armadas. Tan necesarios todos ellos para poner orden en el caos, para hacer cumplir las normas necesarias, para detener a los que las incumplen, para garantizar el tránsito de mercancías, el movimiento en los puertos y aeropuertos, para perseguir a los delincuentes que aprovechan estas situaciones anómalas para engañar, timar y robar.

Los transportistas

No me voy a olvidar de los transportistas, porque ellos garantizan el movimientos de las mercancías que esta sociedad necesita para comer, para su higiene, para su ocio durante el confinamiento, para su salud. Y cuando digo transportistas me refiero no sólo a los camioneros sino también a los taxistas, a los conductores de los autobuses, los metros y los trenes, y a los repartidores, que también están moviéndose en el frente de batalla, rozando peligrosamente al virus y jugándose la salud y la vida.una-cajera-establecimiento-alimentacion-barcelona-1584349709070

Los empleados de las tiendas

Gracias también a nuestra cajeras, a los mozos de almacén y a los colocadores, que estos días garantizan que los estantes de las tiendas estén provistos y en orden, garantizándonos que no sufriremos carencia en nuestro confinamiento. Ellos también se han convertido en protagonistas en los tiempos del virus.

1362125_1

Y, por supuesto, el personal sanitario

Pero hay en esta guerra contra la pandemia un equipo de profesionales ante los que que descubrirse con admiración y respeto; son los médicos, las enfermeras, enfermeros y auxiliares que trabajan en los hospitales y centros de salud, que acuden a los domicilios, que viajan en las ambulancias.

Ellos son lo mejor de nosotros, los más sacrificados, los más entregados, los más valientes. Por eso han sido ellos los que, proporcionalmente, han tenido un mayor número de bajas.

Acordémonos de nuestros sanitarios cuando todo esto pase, no solo porque se lo merecen, sino porque volveremos a necesitarlos cada día, todos los días, este año y todos los años que vendrán.

LOS GATOS DE EL RETIRO EN PELIGRO POR LA DEJADEZ DEL AYUNTAMIENTO

•21 marzo 2020 • Dejar un comentario

El alcalde debería ser más sensible con el tema

Para las muchas personas que me consta que están preocupadas por el destino de los gatos del parque de El Retiro de Madrid, quiero informar de que hay una organización sin ánimo de lucro que se dedica habitualmente a protegerlos y cuidarlos, que es la Asociación de Amigos de los gatos del Retiro (AGAR) y que, según nos informa la Asociación para la Liberación y el Bienestar Animal (ALBA), está autorizada para que una persona entregue a los jardineros del parque, una vez por semana, la comida que necesitan los gatos de El Retiro.

El problema es que los jardineros no conocen adecuadamente dónde están todos los puntos a los que los gatos acuden a comer cada día. El tema es complicado porque se trata de una gran cantidad de pienso ya que en el parque de El Retiro hay cerca de 300 gatos actualmente. No obstante la dirección de ALBA me señala que, de momento, es lo máximo que se ha conseguido de las autoridades que controlan el parque madrileño, es decir, del Ayuntamiento, que es el responsable de la gestión del mismo.

AGAR-Asociacion-Amigos-Gatos-Retiro_EDIIMA20200319_0970_5

En El Retiro hay cerca de 300 gatos que necesitan alimentos y atención veterinaria.

Doña Valentina Aybar, del Hospital Felino de Madrid, sostiene que los gatos de la calle tienen derecho a ser alimentados y tienen derecho a asistencia médica; que las alimentadoras tienen igualmente derecho de acceso –normalizado si se quiere- a su colonia para poder alimentar a los gatos, que en muchos casos ya se han pasado una semana sin recibir alimento.

Nos recuerda esta experta que si las colonias no son alimentadas correctamente, surgen en ellas situaciones de estrés y se dispersan, con lo que aparecen nuevos problemas y enfermedades. Por eso es fundamental que las cuidadoras puedan acceder a sus colonias, porque son ellas y no los jardineros las que saben dónde se encuentran exactamente los puntos a los que los gatos acuden a comer.

Por supuesto, también nos recuerda la señora Aybar que privar de alimento a los gatos es una forma de maltrato, que va en contra del derecho animal y es una actitud cruel. Y además –añade- en un momento como el que estamos viviendo de alerta sanitaria deberíamos tener más sensibilidad, más compasión y un mayor sentido de la protección de los más débiles.

No sé si el alcalde de Madrid es consciente de que toda vida es valiosa, también la de los gatos callejeros y los de nuestros parques, que son las mascotas colectivas de todos los madrileños, unas mascotas que queremos sanas y que nos gustará saber que están ahí cuando pase el confinamiento y podamos volver a pasear por nuestras zonas verdes.

Por muy amenazante que sea el coronavirus, es indigno que la corporación municipal olvide a estos pequeños vecinos de la ciudad tan indefensos, tan necesitados de atención.

¡Póngase las pilas de una vez señor Martínez Almeida! ¡NO, no es suficiente con permitir que los jardineros “echen” el pienso a los animales!

Autorice a los especialistas de las asociaciones a entrar en los recintos, a controlar la situación de las colonias, a atender a los gatos que lo necesiten. No añada más problemas de los que ya tenemos por dejadez o por ignorancia.

Sólo la Sanidad Pública está a la altura de las circunstancias en esta crisis sanitaria del coronavirus

•10 marzo 2020 • 1 comentario

Llevo toda mi vida diciendo a quien me quiera oír que la sanidad privada “no es de fiar”, y que para hacer frente a auténticas situaciones de emergencia sanitaria sólo podemos contar con una sanidad pública bien equipada, con recursos económicos y con buenos profesionales.

La crisis del coronavirus está poniendo en evidencia qué podemos esperar de la medicina privada: los hospitales/empresa derivan a casi todos los enfermos a centros públicos… Básicamente porque no son rentables. Y sin importarles que estos centros públicos están a punto de colapsar.

Y la misma música si se trata de las mutuas, que tampoco quieren hacerse cargo de los gastos de los tratamientos. En lo que se refiere, por ejemplo, a los laboratorios madrileños que hacen los análisis, se empezó con cuatro y el aluvión de enfermos obligó a ir abriendo otros; ahora ya son siete y ninguno de ellos es estrictamente privado (sólo hay uno que es concertado).

No hay como una situación extrema para ver por donde fallan las costuras. Los hospitales privados son empresas mercantiles, es decir, que su esencia no es aliviar la enfermedad o curar al enfermo; su meta es ganar dinero y punto pelota. De la misma manera, los propietarios de patentes de productos sanitarios, que podrían ayudar a los enfermos, los retienen para subastarlos luego a un precio más jugoso.

coronavirus

¿Aún tienes dudas de que hay que replantearse la colaboración del Estado con estas empresas rapiña, ya sean hospitales o laboratorios?

A esto podríamos añadir el problema de los sueldos de miseria que muchos facultativos ganan en los centros privados; unos profesionales que, además, están sometidos a la disciplina empresarial, en ocasiones por encima de la ética profesional.

Madrid, por ejemplo, tiene 33 hospitales públicos y 50 privados

La sanidad privada siempre opera con plantillas muy ajustaditas, así que difícilmente puede tener la flexibilidad necesaria cuando se produce una situación de alta exigencia como la actual.

Según informa UGT “En la mayor parte de los casos, por no hablar de la totalidad, ante sospecha de contagio por el virus se da traslado a un hospital de la sanidad pública de gestión directa”

No obstante, acepto que es muy posible que, en algunos casos, los hospitales privados se vean obligados a derivar a los enfermos de coronavirus a la sanidad pública porque carecen de medios como habitaciones con un buen aislamiento o camas suficientes. Pero, al final, esto significa que no están preparados.

En resumen, la sanidad pública está asumiendo todo el tratamiento del coronavirus. Y yo me pregunto: ¿Para qué sirven entonces tantas clínicas privadas?

Y las aseguradoras… Esas tampoco se matan por ayudar… Directamente excluyen de las condiciones generales de sus contratos de tratamiento las epidemias, las pandemias y las enfermedades derivadas de ellas. Hablo de Sanitas, Mapfre, DKV, AXA, Asisa, Adesla… Y así hasta doscientas.

Parece claro que en este país la sanidad privada no implica un plus de calidad sobre la pública, muy al contrario. Por eso, toda la gente que consideraba que la asistencia sanitaria pública está devaluada ahora tendría que reconsiderar su decisión de irse a la privada.Mirad, las empresas de medicina privada tienen detrás un consejo de administración que es el que marca la pauta, y no decide por razones humanitarias sino por cuestiones puramente monetarias, por rentabilidad.

Cuidado, que no los cuestiono como empresas, porque una empresa es lo que es. Lo que digo es que a la población, como potenciales enfermos en una epidemia, no nos sirven absolutamente para nada.

Debemos exigir que el Estado potencie, mejore, amplíe y dote adecuadamente a la sanidad pública, para que éste país nunca tenga que depender de empresarios, sino de políticos responsables y de instalaciones y profesionales de nivel, bien remunerados y equipados.

EL JUEGO DE LA OBSOLESCENCIA: POCOS AÑOS Y MUCHOS ENGAÑOS

•25 enero 2020 • Dejar un comentario

Cuando un producto cae en desuso decimos que está obsoleto. Lo normal sería que esa obsolescencia se debiese a que lleva ya tantos años funcionando que ni siquiera hay piezas de recambio para repararlo. Pero no siempre es así.

Los productos también pueden caer en desuso porque hay avances tecnológicos, como pasó en su momento con las máquinas de escribir, que no pudieron resistir la irrupción de los ordenadores, o como ocurrió con los reproductores de cassettes, que fueron sustituidos irremediablemente por los lectores de discos CD y DVD.

La verdad es que el de la electrónica es un sector en el que la obsolescencia tiene mucho potencial: cambios en las características técnicas, incremento de los volúmenes de almacenamiento de información, aumento de la velocidad de procesamiento, mejora de las unidades de transporte de la información (discos, disquetes, cassettes, compactos CD y DVD, tarjetas de memoria…)

Hoy se da la paradoja de que, aunque estamos en condiciones de fabricar productos muy duraderos, nos encontramos con que existe una necesidad permanente de adquirir las tecnologías nuevas que se van desarrollando.

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Eso trae aparejados multitud de problemas porque, si bien existe un trasvase de materiales tecnológicos del primero al tercer mundo, estamos generando millones y millones de toneladas de basura tecnológica, saturada de sustancias contaminantes, que acaba en vertederos africanos en los que no hay ningún control de los residuos.

El fenómeno de la obsolescencia afecta en la actualidad a campos tan insospechados como el de los productos inmobiliarios, porque los requerimientos de urgencia de ciertos programas de construcción llevan a la crear de edificios que, pasados unos años, empiezan a dar problemas que requieren importantes reformas o incluso tienen que ser clausurados o derribados.

Nosotros, como consumidores, tenemos mucho que decir en el tema de la obsolescencia, denunciando a las empresas y marcas que engañan, vetando sus productos y difundiendo por las redes los engaños que hemos constatado.

Es inaceptable tener que comprar productos que ya sabes que tienen una vida útil perfectamente calculada por el fabricante para que, cuando ésta transcurra, se estropeen irremediablemente y te veas obligado a hacer un gasto indeseado e indeseable.

Actualmente cobra más fuerza cada día la idea de que hay que evitar por todos los medios crear desechos que vayan a parar al medio ambiente, tanto si hablamos de alimentos, que además suponen un despilfarro indecente, como si nos referimos a muebles, aparatos, ropa, herramientas, juguetes, bombillas, pilas… y mil productos más.

Recuerdo que mis padres tenían una nevera eléctrica Westinghouse desde que se casaron. Cincuenta años después decidieron cambiarla, no porque se hubiera estropeado, que funcionaba perfectamente y jamás había tenido una avería, sino “porque era demasiado grande para el espacio de su cocina”. Aquel era un producto creado “para durar”.

Ahora las bombillas explotan cada dos por tres; los aparatos, aunque sean caros, empiezan a dar problemas demasiado pronto, los materiales de los que están hechas las cosas son más cutres, menos nobles: donde era acero ahora es aluminio, donde era cuero ahora es polipiel, donde era madera ahora es plástico, y donde era un plástico indestructible ahora es algo situado entre el plastiquillo y el cartoncillo.

A esto se une otro fenómeno: la falta de profesionales de la reparación. Hace ya bastantes años alguien me había regalado un bonito maletín de cuero, y como se le descosió la lengüeta de una hebilla me fui a un zapatero que, según recordaba yo, eran los que habían solucionado esos problemas toda la vida. El zapatero me miró, levanto una ceja, observó la lengüeta y negando repetidamente con la cabeza me soltó: “Puff esto ya no se lo va a hacer nadie, yo por lo menos no, es que no compensa el trabajo que lleva hacerlo.”

Lo mismo te pasa si quieres arreglar una radio o un viejo tocata, o cualquier otro aparato. Y ya no digo que te busquen una pieza “rara” y menos que te la hagan de artesanía, que eso ni me lo planteo, es que no se molestan en reparar nada; lo único que puedes pedir –en el mejor de los casos- es que te cambien el bloque, la pieza entera, la placa o lo que sea aquello en lo que está la avería.

El plan es fabricar mucho, vender mucho y tirar mucho, porque así funciona el capitalismo, así se logra un mercado sólido y dinámico. El consumo desaforado de recursos naturales y el incremento de la generación de desechos son problemas que… ¡Ya se verán más adelante!

Obsolescencia programada:

¿Por qué ocurre todo esto?… Porque cuando llegó el siglo XX los fabricantes empezaron a maquinar una maldad que se llama obsolescencia programada, que consiste en hacer cosas que duran menos, que tienen un ciclo de vida más corto… Cosas que se rompen y obligan a la gente a comprarse otro producto similar para sustituir al difunto.

148771-que-es-obsolescencia-programada

En ocasiones la obsolescencia programada se implementa incluso mediante sofisticadas tecnologías, como es el caso de las impresoras que, según mis noticias, llevan un chip específico para que, realizadas equis horas de trabajo, se “estropeen” o, para ser más preciso, dejen de funcionar. Hablamos por lo tanto de una obsolescencia fraudulenta, con engaño incorporado. Compramos productos con fecha de caducidad, condenados a estropearse y que haya que tirarlos… ¡Eso sí, en puntos limpios!

Obsolescencia percibida:

Es un tipo de obsolescencia inventada, inventada por líderes sociales, fabricantes y distribuidores; es lo que llamamos modas. Hoy resulta muy fácil practicarla gracias a que hay muchísimos medios de comunicación: la publicidad estática, la televisión, la radio, Internet, el cine, los medios de comunicación escrita, diversos eventos como festivales, salones, exposiciones y desfiles… Todos ellos tienen una única misión: hacer que te enamores de los productos que va ofreciendo el mercado, de tal manera que, aun estando casi nuevos los que ya tienes, los deseches para comprarte los novísimos… los últimos.

mejores-moviles-relacion-calidad-previo-xiaomi-realme-comprar-regalo-navidad-oferta-amazon

Los profesionales de la obsolescencia percibida juegan con nuestra inconsciencia, con nuestro egoísmo infantil, con nuestro capricho, con nuestra “noveditis”

La finalidad de la obsolescencia percibida es que se considere que los productos están obsoletos aun cuando se encuentren en perfectas condiciones de uso y conservación. Las cosas ( máquinas, equipos, tecnologías…), simplemente caen en el olvido, ya no las queremos. No es que funcionen mal, es que dan menos rendimiento o tienen menos funciones que los nuevos equipos y tecnologías que en ese momento están saliendo a la calle… o eso nos parece, o eso queremos creer.

Un ordenador más rápido, un teléfono con más memoria o con una cámara de fotos más avanzada, todo puede ser objeto de la obsolescencia percibida.

La llegada de cada producto envejece automáticamente al anterior, aunque lo único que cambie sea la carcasa o unas lucecitas en una esquina; el caso es que, como nos convencen de que es un producto nuevo, lo percibimos como un producto mejor que debe sustituir al que tenemos.

Este tipo de obsolescencia es clásica en el mundo de la belleza, la ropa y los complementos: falda larga, falda mini, falda tubo, falda por encima de la rodilla… Abrigo con muchos botones, chaquetón, gabardina, gabán, cazadora deportiva…

ropa

Bueno, se llama mundo de la moda, de lo que se lleva. Cada año tiene su moda, cada temporada tiene su estilo, y los “expertos” te convencerán de que lo que llevas está pasado aunque esté nuevo, y de que para ir “cool” tienes que comprar lo que hoy está llenando los escaparates.

El sector de los teléfonos móviles es un terreno abonado para la obsolescencia percibida. Las generaciones de modelos se suceden de forma vertiginosa y los fabricantes retienen sus avances para ir incorporándolos poco a poco.. Con la pantalla más grande, más largos, más anchos, más ligeros, flexibles, con más memoria, con mejor sonido, con una cámara de fotos más potente, con posibilidad multitarjeta… ¡Pero si hasta hay teléfonos Kosher! Y los enfermos de las novedades hacen colas de horas para disfrutar del efímero placer de tener entre sus manos el ultimísimo modelo… Hasta que aparezca el siguiente.

La obsolescencia percibida tiene mucho de psicológica, es una percepción inducida. Aquí los fabricantes se mueven vulnerando los límites de la honestidad porque hacen productos sencillos y baratos pero incompletos o con bajas prestaciones para, poco tiempo después, ofertar uno mejorado (que bien pudo haber comercializado desde el principio), y que lleva al cliente a comprar, dándose la chocante circunstancia de que, encima, tiene la percepción de que la marca que se lo está vendiendo es dinámica e innovadora. Finalmente todo es una simulación, un engaño, pero la mayoría entramos en el juego.

¿Cómo podemos defendernos?

La batalla entre los creadores de la obsolescencia y los usuarios es una lucha tremendamente desigual, pero es mejor hacer algo que dejarse arrastrar.

Lo primero que hay que plantearse es la reparación antes que la compra. Tenemos que alargar la vida útil de los aparatos y generar menos desechos, menos residuos. Sí, es cierto que cada día hay menos empresas dispuestas a reparar, pero esto es cuestión de oferta y demanda: si somos muchos los que exigimos reparaciones, no dudes de que aparecerán personas que las hagan.

Diagnostico-y-reparacion-800x600

En cuanto a la obsolescencia percibida, hay que seguir pautas coherentes: piénsate bien si realmente necesitas el nuevo producto, porque puede que sólo creas que lo necesitas. Y si es un objeto o aparato que vas a usar muy pocas veces, ¿no sería más lógico que lo pidieras prestado? Y hay que dinamizar los mercadillos y tiendas de segunda mano, no seas pijo y acepta que hay muchas cosas usadas que son interesantes.

Hoy se empieza a mover una cierta economía colaborativa que puede ser una magnífica solución: alquilar, intercambiar, compartir, regalar…

Recuerda que tener el último modelo de lo que se te ocurra es un carrera que nunca vas a ganar. La industria siempre te va a tentar con algo nuevo y lo único que vas a conseguir es gastarte un montón de pasta.

¿AHORA RESULTA QUE TIENES APELLIDO JUDÍO?

•7 enero 2020 • Dejar un comentario

Es curioso pero, en este país, los apellidos judíos probablemente son más antiguos que los cristianos, porque hay indicios de que ya en el siglo X antes de Cristo comerciantes judíos y fenicios mercadeaban con los tartesos gaditanos del Guadalquivir. Tal es la antigüedad de la presencia judía en la península. De hecho, durante las persecuciones religiosas de los siglos XIV y XV, los judíos hispanos utilizaron como argumento exculpatorio ante la Iglesia y el Estado que ellos estaban libres de culpa sobre a la crucifixión de Jesús porque ya habían llegado a España antes de que ésta hubiera ocurrido.

Hay noticia de la presencia de judíos en Hispania incluso antes de que llegaran los romanos. Tan enraizada estaba la comunidad judía en nuestro país, que se cuenta que en el siglo IV los propietarios cristianos de tierras de cultivo, además de pedir la bendición de los sacerdotes para sus cosechas, pedían también la de rabinos para así curarse en salud. Algo que, por cierto, sentaba fatal a la Iglesia, y que fue prohibido en el Concilio I de Elvira (Granada), que amonestó a los cristianos que pedían estas bendiciones rabínicas.

Desde entonces para acá siempre ha habido judíos en España, en todas las épocas, bajo todos los regímenes, de forma abierta o discreta dependiendo de cómo soplaran los vientos políticos y religiosos.

ECDIMA20160320_0003_1

Con los hispanorromanos y los visigodos, la vida de los hebreos españoles no era muy diferente a la de sus convecinos y cada uno observaba sus costumbres y sus creencias sin mayores enfrentamientos ni complicaciones.

Pero en el siglo VI, cuando el rey visigodo Recaredo abandonó el arrianismo y se convirtió al catolicismo, las cosas cambiaron radicalmente. Los judíos hispanos fueron perseguidos y obligados a convertirse, según una política que se iba a prolongar hasta finales de la Edad Media.

La idea básica era unificar el país, pero los políticos, dominados por las autoridades religiosas, no concebían una unidad política que no estuviera precedida por la unidad religiosa, y los judíos eran la única minoría confesional diferente que había en España.

Durante siglos, ellos, los judíos, vieron aparecer normas que limitaban su capacidad para comerciar, para trabajar la tierra, para contratar colonos… Era una forma de asfixiarlos de empujarlos hasta el abismo del exilio. Hubo momentos en los que se les obligó a convertirse al cristianismo bajo amenaza de ser expulsados del país, en una espiral de rechazo que no se detendría hasta el Concilio IV de Toledo, que les daría una efímera tregua. De hecho el panorama se volvió a estropear en el XVII Concilio de Toledo, en el que se decretó la esclavitud de los judíos como consecuencia de una supuesta conspiración planeada por los hebreos asentados en las tierras africanas asomadas al estrecho de Gibraltar.

Torah_Reading_Sephardic_custom

Así anduvieron los judíos, perseguidos y maltratados, hasta el siglo VIII, en el que llegaron los musulmanes al norte de África con ánimo de conquista, y que terminarían atravesando el estrecho, sin duda con la connivencia de los judíos españoles, que tenían mucho que ganar con aquel cambio de régimen.

¿Qué podemos reprocharles si, perseguidos durante siglos por los visigodos y la Iglesia Católica, podían ahora volver a “su tierra” en paz, disfrutando de la libertad de culto que los árabes les permitían? Hay que recordar que los musulmanes consideraban que, tanto cristianos como judíos, eran “gentes del libro” y que por ello no debían ser obligados a convertirse al Islam por la fuerza. Por otro lado, tenían garantizadas la vida, la propiedad de sus bienes y la libertad de culto, además de una gran libertad jurídica que les permitía acudir a sus propios tribunales para despachar los asuntos de sus comunidades. Eso sí, estaban sujetos a impuestos extraordinarios, tenían un estatus social inferior y no podían acceder a cargos públicos, entre otras discriminaciones. Pero eso no impidió que hubiera judíos que alcanzaron puestos de la máxima importancia en los estados andalusíes.

Durante el Emirato Independiente, el Califato de Córdoba y los primeros reinos de Taifas, es decir, entre el 756 y el 1086, la cultura hebrea conoció una etapa de bonanza y esplendor en la España árabe, pero con la invasión de los almorávides, más rigurosos en lo religioso, las cosas se torcieron bastante. No faltaron funcionarios, políticos y consejeros judíos en aquella época, pero la situación fue realmente a peor. Cuando llegó la nueva dinastía almohade con su islamismo extremista todo se complicó todavía más para los hebreos hispanos, de tal manera que a partir del siglo XII la población judía inició un éxodo masivo. En su mayoría se trasladaron a los reinos cristianos del norte, bien dispuestos a recibir nuevos colonos para repoblar sus tierras.

El rey de las tres culturas

La comunidad hebrea se integra con éxito en la cristiana y Fernando III El Santo no duda en proclamarse, tras la toma de Sevilla, como rey de las tres religiones. En las comunidades cristianas los judíos fueron transmisores tanto de sus propios conocimientos y cultura como de los que habían adquirido de los musulmanes, lo que sin duda enriqueció mucho a la sociedad cristiana. La Escuela de Traductores de Toledo creó en tiempo de Alfonso X el Sabio una recopilación de todos los saberes de la época, y en esa tarea fue fundamental la participación de los intelectuales judíos.

Los judíos terminaron por situarse en puestos de confianza cerca de los reyes y los nobles y eran los encargados incluso de recaudar los impuestos; pero esta confianza habría de ser su perdición porque en dichos puestos se fueron ganando también el odio del pueblo, y eso sería aprovechado en su momento por un clero que deseaba deshacerse de la comunidad hebrea promoviendo persecuciones antisemitas.

Aunque el propio Fernando el Católico defendía a los judíos allá por 1481, diciendo que las leyes que prohibieran algo a los judíos es como si se lo prohibiesen a él, lo cierto es que según fue avanzando el siglo XV la persecución antisemita, alimentada obviamente por el clero, se volvió feroz, y los reyes se veían impotentes para frenarla porque con ello se habrían jugado su legitimidad y su poder. La nobleza, por su parte, como estaba muy emparentada con judíos, también se encontraba en una posición débil. De hecho, en el siglo XVI aparecieron dos libros “El libro verde de Aragón” y “El tizón de la nobleza de España”, en los que ya se ponía en cuestión la pureza del linaje cristiano de la nobleza española.

Con la llegada del siglo XV el antisemitismo se dirige básicamente a los judíos conversos, a los que se califica como “cristianos nuevos” frente a los “cristianos viejos”, a los que se considera los verdaderos cristianos.

Cuando en 1474 accede al trono Isabel I de Castilla, casada con Fernando II de Aragón, el judaísmo no se castigaba, pero no por tolerancia o por indiferencia sino porque no existían herramientas jurídicas adecuadas para tipificar el delito. Por eso, la muy católica reina decide acudir al papa Sixto IV para que le autorice el nombramiento de inquisidores, a lo que el Papa accede en 1478 emitiendo la bula “Exigit sincerae devotionis”, con la que se pretendía, en apariencia, una conversión sincera y definitiva de los judíos al cristianismo de manera que finalmente fueran iguales que el resto de los ciudadanos.

Los guetos de Isabel y Fernando

Pero  las cosas no fueron tan fáciles; en 1480 sus católicas majestades terminan por crear guetos amurallados –tipo Varsovia- para los judíos, de manera que éstos no crearan “confusión y daño de nuestra santa fe”. En 1483 dan un paso más y expulsan a los judíos de Andalucía para evitar que mantuvieran un contacto nefando con los conversos.

2185570

En marzo de 1492, reconquistada ya Granada, los Reyes Católicos firman en aquella ciudad el decreto de expulsión de los judíos, redactado por el inquisidor general Tomás de Torquemada a instancia de los monarcas. El decreto daba un plazo de cuatro meses para que todos los judíos abandonaran los territorios de las coronas Castilla y Aragón… “Y que jamás tornen ni vuelvan a ellos ninguno de ellos”. En esos cuatro meses, los judíos podían vender sus bienes, llevándose el producto de la venta en forma de mercaderías o de letras de cambio, no en oro ni en moneda acuñada. Evidentemente también existía la alternativa de convertirse al cristianismo; de hecho, en aquellos cuatro meses se convirtieron y bautizaron muchos judíos, especialmente los más ricos y los más cultos, entre ellos la mayoría de los rabinos… La pela es la pela, supongo.

Los que decidieron no convertirse tuvieron que malvender sus posesiones, y en la gestión de sus letras de cambio los banqueros –en su mayoría italianos- aplicaron altísimos intereses; aparte de eso tuvieron enormes dificultades para recuperar algo del dinero que tenían prestado a los cristianos. Aunque no se sabe con certeza, las investigaciones más recientes estiman que fueron expulsados entre 50.000 y 80.000 hebreos.

Como algunos judíos identificaban la península ibérica con la Sefarad de la Biblia, estos expulsados por los Reyes Católicos recibieron el nombre de sefardíes, que conservaron en su cultura la lengua que se hablaba en la península en el bajo medievo, aunque lógicamente, como todos los idiomas vivos, ha ido evolucionando con el tiempo.

Y así acabó la presencia de los judíos en España, que siempre albergaron hacia su vieja patria un sentimiento contradictorio hecho de una mezcla de rencor y de nostalgia.

Bien, pues, tras tan generoso inciso histórico, paso al objeto principal de este texto, que no es otro que plantear el hecho de que una estancia tan larga de los hebreos en España, ha impregnado a nuestro país de cientos de creencias, tradiciones, palabras y costumbres que arraigaron y florecieron en la península, nombrando oficios, enseres y lugares, generando patronímicos y apellidos que se han mantenido hasta nuestros días.

Para hacerlo evidente, he recopilado algunas decenas de apellidos de los que se sabe que tienen procedencia judía. No están todos los que son pero sí son todos los que están; en realidad me he guiado por un criterio la mar de simple: he recogido aquellos que me sonaban de gente española de todos los ámbitos que he conocido a lo largo de mi vida… entre los que quizá estés tú. Por eso quiero dedicar este escrito a todos mis amigos y conocidos de hoy y de antes, porque no dejaría de ser gracioso que en él descubrieran que su apellido acaso sea de origen judío, lo que no implicaría en manera alguna que sean hebreos (salvo que sí lo sean) sino que su apellido tiene un rancio abolengo y ha sobrevivido a multitud de avatares a lo largo de la historia de España.

Vamos a ello por orden alfabético:

–Aceña, Acevedo, Acosta, Acuña, Adrián, Aguado, Aguilar, Alcalá, Alcalde, Alcañíz, Alcaraz, Alfonso,Almonte, Alonso, Álvarez de Toledo, Álvarez, Álvarez de Castro, Antúnez, Andrade, Aragón, Aranda, Araujo, Arias, Arnau, Ávila, Avilés, Aznar.

–Baamonde, Badía, Baeza, Bahamonde, Balaguer, Barahona, Barceló, Barcelona, Barrachina, Barragán, Barrionuevo, Bartomeu, Bazán, Béjar, Bejarano, Beltran, Benavente, Benet, Benítez, Benito, Berenguer, Berganza, Bermejo, Bisbal, Blanco, Bobadilla, Bonet, Buendía, Burgos.

–Caballero, Cabral, Cabrera, Carrasco, Cajal, Calahorra, Calamaro, Calderón, Calle, Calvo, Camacho, Campo, Camus, Cano, Caraballo, Carabias, Carballo, Carbo, Carbonell, Cárdenas, Carmona, Carrasco, Carretero, Carrilllo, Carrión, Carvajal, Casals, Casares, Casas, Castellanos, Castillo, Castro, Catalán, Cava, Cavallé, Cazorla, Celdrán, Cerezo, Cervera, Céspedes, Chacón, Chamorro, Chaves, Chávez, Clemente, Colomer, Company, Conesa, Contreras, Cordero, Córdoba, Coronel, Correa, Cortés, Costa, Crespo, Cruz, Cuellar.

depositphotos_125697838-stock-illustration-hebrew-alphabet-font-with-crowns

–Dalmau, Daniel, Dávila, Delgado, Díaz, Díez, Dorado, Duarte, Dueñas, Duque, Durán.

–Egea, Elvira, Encinas, Enríquez, Eraso, Escalera, Escobar, Escudero, España, Espinosa, Esteban, Estévez, Ezquerra.

–Fajardo, Falcó, Fernández, Ferreiro, Figueroa, Flores, Fonseca, Fontán, Fontanals, Forcadell, Fraga, Franco, Fuentes, Fuster.

–Galindo, Gallego, Galves, Gamboa, Garcés, García, Gento, Giménez, Gimeno, Girona, Godínez, Godoy, González, Granados, Guerra, Guillén, Gutiérrez, Guzmán.

–Haro, Heredia, Hernández, Hernando, Herrador, Herrera, Hierro, Huerta, Huesca, Huete, Hurtado de Mendoza.

–Ibáñez, Illescas, Iniesta, Izquierdo.

–Jaén, Jaime, Jara, Jaramillo, Jerez, Jiménez, Jimeno, Jordán, Juárez.

–Labrador, Lacalle, Laguardia, Laguna, Laporta, Laredo, Lázaro, León, Lerma, Leyva, Lillo, Lindo, Lleida, Llerena, López, Lorca, Lorenzo, Losada, Lozano.

–Machado, Macías, Madrid, Maldonado, Manrique, Marco, Márquez, Marquina, Martínez, Mateos, Medina, Melero, Méndez, Mendizábal, Mendoza, Meneses, Mercader, Mercado, Merchán, Mestre, Millán, Millares, Miró, Molero, Molina, Montero, Montesinos, Monzón, Moraga, Morales, Morcillo, Moreno, Morón, Mosquera, Mota, Moya, Munir, Muñoz, Muriel.

–Nadal, Nágera, Narbona, Narváez, Navarrete, Navarro, Negrín, Nieto, Nogueira, Núñez.

–Obrador, Ocaña, Olivares, Oliver, Olmos, Onís, Orgaz, Orozco, Ortega, Ortiz, Osorio, Osuna.

–Pacheco, Palenzuela, Palomo, Panadero, Paredes, Parejo, Pascual, Pastor, Patiño, Pelayo, Pellicer, Peñas, Pereda, Pérez, Perrelló, Pineda, Platero, Polanco, Polo, Pombo, Porta, Porter, Portero, Prieto, Pujol.

–Ramírez, Ramos, Recio, Redondo, Rey, Reyes, Ribas, Ribeiro, Rico, Ripoll, Rivera, Robles, Roca, Rodó, Rodríguez, Rojas, Román, Romero, Rosell, Rothschild.

–Saavedra, Sabater, Sabina, Salama, Salazar, Salcedo, Saldaña, Salgado, Salido, Salinas, Salvat, Sánchez, Saporta, Sarabia, Sarmiento, Sastre, Serrano, Sevilla, Sirvent, Sobrado, Soldevilla, Soler, Solona, Sordo, Soria, Soriano, Suñer.

–Tabares, Tarrega, Tavares, Teixeira, Tirado, Toledano, Torres, Torrijos, Trías.

–Úbeda, Uceda, Ulloa.

–Vaamonde, Valdés, Valera, Valero, Vallejo, Vaquero, Vázquez, Vega, Velasco, Velázquez, Ventura, Vergara, Vidal, Vila, Villa, Villanueva.

–Yañez, Yepes.

–Zambrano, Zamora, Zaragoza, Zayas, Zorrilla, Zúñiga.

ROMA SE UNE A LAS CIUDADES CIVILIZADAS LIBRES DE PETARDOS

•1 enero 2020 • Dejar un comentario

Anoche, en dos o tres ocasiones, reconozco que me sobresalté por la tremenda potencia de algunos petardos especialmente salvajes que explotaron en el entorno de mi casa.

Sé que es la tradición, pero eso no impide que sea una costumbre bárbara y dañina. Imaginaos, si yo me asusté, que no padecerían los miles y miles de perros, gatos, pájaros y demás animalitos que conviven con nosotros en la ciudad.

¿No os parece un despropósito que cientos de personas, de todas las edades (eso me consta), anden manejando fuegos artificiales, cohetes y petardos que actúan con cargas de pólvora que pueden resultar muy peligrosas?

El lunes pasado, sólo por poner un ejemplo, en la localidad barcelonesa de Centelles, durante las fiestas del Pino, estalló una mochila de pólvora que manipulaban los vecinos que estaban disparando sus trabucos. Resultado: 14 personas heridas, tres de ellas de gravedad. Y todo para hacer ruido, explosiones… Si lo pensáis es de una simpleza descomunal.

¿Pero entonces qué se puede hacer?, pues la cosa es muy fácil: PROHIBIRLO.

Petardos-1

La alcaldesa de Roma, la capital italiana, este año ha vetado los fuegos artificiales, petardos, cohetes y cualquier otro artefacto que explote bajo multa de 25 a 500 euros. La regidora señaló: “Tenemos la tarea de proteger la salud de los ciudadanos romanos y de nuestros amigos de cuatro patas”

Esto es lo que se llama civilización, cultura, coherencia, protección del más débil, empatía. Esto es lo que se espera de un país del primer mundo, de un país civilizado que es consciente de la necesidad de proteger su patrimonio natural, tanto doméstico como salvaje. Porque lo cierto es que todos los años por estas fechas “de alegría” hay muchos seres que sufren el miedo que les produce la pirotecnia, que padecen convulsiones, ataques cardíacos, ataques de pánico y dolor de su sistema auditivo, que es mucho más sensible y perceptivo que el de los humanos.

Naturalmente cuando se plantea una acción evolutiva como ésta, siempre surge la protesta del sector de la pirotecnia, que alude a sus puestos de trabajo y a la existencia de un mercado que genera millones de euros. Pero eso no justifica tanto sufrimiento como producen las explosiones constantes en estas fiestas como la Nochevieja.

Tenemos que salir del estancamiento de las malas tradiciones, tenemos que curar la esclerosis legal, vencer el anquilosamiento de las normativas, vapulear las mentes atrofiadas de los legisladores y avanzar con valentía.

Creedme, la solidez de la más establecida de las tradiciones no aguantará más allá de una buena ley aplicada con firmeza. Si todos los municipios de España siguieran el ejemplo del de Roma, en dos o tres años la dichosa costumbre de los petardos desaparecería sin dejar rastro.

 

NADA JUSTIFICA LA CAZA EN PLENO SIGLO XXI

•11 diciembre 2019 • Dejar un comentario

La caza es una actividad que el hombre viene desarrollando desde el Paleolítico, época en la que era su fuente básica de alimentación, junto a la recolección de especies vegetales. Pero una vez llegado el Neolítico, la agricultura y la ganadería deslegitimaron la caza como un recurso necesario, convirtiéndolo en un hábito anticuado, extemporáneo y difícilmente justificable.

hombres-cazando-1280x720

En la Edad Media, la caza, que ya no se rige por las normas naturales de la depredación para la alimentación, se convirtió en un entretenimiento para los poderosos, para los propietarios de tierras y bosques, para ricos y nobles.

Llegados a la edad moderna, la matanza se prolonga bajo la etiqueta del deporte, “el deporte de la caza” que, curiosamente, ha perdido cualquier atisbo de riesgo, de posibilidad para la presa, ni siquiera de esfuerzo físico real. Las armas de fuego, potentes y precisas, no dan la mínima oportunidad a una víctima a la que el cazador “deportista” va a buscar a su entorno natural, a su zona de confort, a su casa, por la que pasea inocente y desprevenida hasta que se ve azuzada por realas de perros grandes y agresivos, y corre con el corazón desbocado y el dolor de los tropiezos en las patas.

El cazador, que ya carente de nobleza ha tenido que pagar por matar, se aposta entonces escondido entre la maleza, con su carísimo fusil de 2000 euros y mira telescópica, que apoya en un trípode por si le tiembla el pulso mientras espera que pase delante de él un venado de 200 kilos que corretea asustado, encogido y vacilante entre los matorrales.

No se comerá al venado, el realidad la emoción del lance ha terminado después de hacer el disparo y verlo caer; lo demás es rutina: volver a la finca, calentarse un poco al fuego, tomar un refrigerio y regresar a casa, después, naturalmente, de haber pactado con el dueño del coto el envío de la cuerna del venado para lucirlo en su casa… O quizá ni siquiera eso. Quizá sólo le interesa ese pequeño subidón de adrenalina que proporciona acechar a la presa, apuntarle, disparar y verla derrumbarse mientras el guarda que lo acompaña le da unas palmaditas en la espalda pensando en su posible propina, y le felicita por haber sabido apretar el gatillo con tanto criterio… ¡Por dios santo!

hunting-namibia14

Trato de encontrar una justificación moral o natural en todo este proceso, pero no la encuentro. Los amantes de las armas, de disparar, siempre tienen ahí el recurso del tiro al plato, una especialidad sin duda compleja que requiere reflejos, destreza y ciertas dosis de inteligencia, y que también proporciona adrenalina sin causar muerte o dolor.

El siglo XXI tiene que ser el de la protección, el de la comprensión, el de la tolerancia y el respeto. Ningún animal merece ser víctima del aburrimiento o de las frustraciones de los humanos, y a estas alturas ninguna, ninguna explicación, justifica ya la continuidad de la caza.

EL EXTRAÑO MUNDO DE GRETA THUMBERG, LA JOVEN QUE QUIERE SALVAR EL PLANETA MIENTRAS ES ACUSADA DE ENGAÑO

•2 noviembre 2019 • Dejar un comentario

Se llama Greta Thunberg, es sueca, tiene 16 años y está diagnosticada de síndrome de Asperger. Desde 2018 es, probablemente, la activista más icónica de la lucha contra el cambio climático.

Algo que empezó como la simple huelga de una escolar frente al parlamento sueco, ha llegado a convertirse en la inspiración de un movimiento global contra la crisis climática y la inacción de los gobiernos del mundo en este tema.

Greta Thunberg Portraits

En pocos meses, Greta se ha transformado en la musa de la lucha a favor de la superación de la actual crisis climática, ha participado con sus discursos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018, en el Foro Económico Mundial de enero de 2019, ante el Comité Económico y Social Europeo y, recientemente, ha sido invitada de honor en la Asamblea Nacional francesa.

Los jefes de gobierno la invitan, es considerada una “líder de nuestro tiempo”, y ha sido distinguida con el llamado ‘Nobel Alternativo’ que entrega la fundación sueca Right Livelihood Award; además, ha estado nominada al Nobel de la Paz de este año, aunque éste finalmente recayó en el ministro etíope Abiy Ahmed por su iniciativa para resolver el conflicto de Eritrea.

Ahora Greta ha pedido ayuda para emprender un viaje “no contaminante” de América a España, para asistir a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) que tendrá lugar en Madrid.

Lo cierto es que la Thumberg es considerada la inspiradora de un movimiento juvenil mundial que se resiste a aceptar con resignación los efectos del calentamiento global.

 PAPÁ Y MAMÁ BAJO SOSPECHA

Pero quizá haya algo más, algo oscuro y sospechoso en torno a ella. Greta está en el punto de mira por el aluvión publicitario que la ha rodeado durante los últimos meses, y muchos empiezan a malpensar que esta joven autista con Asperger, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), está siendo manipulada, utilizada, quizá aprovechando precisamente sus problemas.

Greta Thunberg

Hay que señalar que cuando tenía sólo 11 años, dejó de comer y de hablar, y cayó en una fuerte depresión que le hizo perder 10 kilos, y al final resultó que todo era porque estaba estresada por el cambio climático.

Las sospechas apuntan a que podría haber sido utilizada por el capitalismo verde; concretamente por Ingmar Rentzhog, fundador de la start up “We Don’t Have Time”, quien casualmente la fotografió el día que hizo su primera huelga ante el parlamento sueco, iniciando así la viralidad de su historia. Se dice que Rentzhog ya habría recaudado a la sombra de Greta un millón de euros para su causa.

Los padres de Greta han negado la mayor y han cortado lazos con esa organización. Pero luego surgieron nuevas dudas porque se relacionó la primera aparición pública de la joven sueca con el lanzamiento, sólo cuatro días después, del libro escrito por sus padres (Malena y Svante) “Escenas de nuestros corazones”, en el que cuentan la historia de la familia en torno a las enfermedades de sus hijas y su cambio de estilo de vida a un modo más ecológico.

c2a1viva-el-show-la-histric3b3nica-familia-de-greta-thunberg-padre-actor-y-madre-cantante-de-eurovisic3b3n-.jpg

Tampoco está ayudando mucho a disipar sospechas el que la portada original del libro, en la que inicialmente aparecía Malena, la madre, tras el boom internacional de la niña ahora muestra una foto de Greta con la famosa pancarta de su huelga estudiantil.

Greta también ha publicado bajo su nombre otro manifiesto: “Nadie es demasiado pequeño para cambiar las cosas”, editado por Penguin, que recopila artículos y discursos suyos. Por supuesto la familia dice que ambas publicaciones son sin ánimo de lucro y las ganancias de su publicación están destinadas a combatir la crisis medioambiental. Lo cierto es que Greta Thumberg se ha tomado un año sabático en sus estudios para luchar con intensidad y tenacidad en favor del medio ambiente.

Con su habitual gesto refunfuñado, Greta sigue en la lucha; el tiempo nos dirá si sólo era un montaje, si hay quien se está aprovechando de una criatura obsesiva y enferma, o si realmente se trata de una luchadora genuina.

Carlos Barrón

HABLAMOS MÁS ÁRABE DE LO QUE PENSAMOS

•2 noviembre 2019 • Dejar un comentario

A comienzos del siglo VIII (711), ejércitos árabes provenientes del norte de África atravesaron el Estrecho de Gibraltar y, poco a poco, conquistaron y controlaron buena parte de nuestra península, en la que se quedaron hasta finales del siglo XV (1492).

analucia

Cuando llegaron los árabes, las poblaciones hispano visigodas e hispano romanas hablaban diversas variantes de lengua romance, pero se vieron sometidas por las nuevas élites conquistadoras, con lo que el árabe se convirtió en la lengua vehicular de uso público, y fue la que emplearon a diario muchos de aquellos hispanos.

Algunos conservaron su religión, la cristiana, y fueron calificados como arabizados, lo que hoy conocemos como “mozárabes”, una expresión proveniente del árabe andalusí “musta’rabí”.

Es interesante aclarar que los que ahora conocemos como “mozárabes” en su época realmente no se denominaban a sí mismos como tales sino como “latinos”, y a su idioma como “latín”. En realidad hasta el siglo XIX los historiadores no emplearon el término “mozárabe” para referirse a los cristianos que vivieron bajo el dominio de los árabes.

En la época de la conquista, a la lengua que hablaban los mozárabes (los latinos), se la llamaba ‘aljamía’ (aǧamíyya), ‘latiní’ (Lathinī) o ‘latinía’

El árabe dominaba en al-Ándalus

Bien pues, aquellos mozárabes no tuvieron más remedio que adoptar las tradiciones culturales musulmanas en el ámbito público, empleando el idioma árabe en la vida social, comercial y cultural, si bien conservaron el romance para hablar en familia y dentro de la propia comunidad mozárabe.

Esto supuso una diglosia muy interesante que sin duda habría de dejar su huella en las lenguas romances posteriores, que necesariamente recogieron un estrato árabe en su vocabulario.

Durante la conquista, el árabe, el latín y algunas modalidades de lenguas románicas que florecieron en la cultura andalusí, eclipsaron a las lenguas vernáculas de los mozárabes y los judíos.

La lengua mozárabe contenía, según los expertos, un 40% de términos arabo-bereberes y un 60% de vocablos romances.

Con el paso de las generaciones, en algunos territorios el romance peninsular fue perdiendo importancia a medida que se incrementaba la presión musulmana, de manera que el árabe se convirtió en la lengua predominante. Se cree que en el siglo X la lengua romance que se empleaba en el área islámica ya tenía diferencias significativas con las romances que se hablaban más al norte.

En cualquier caso, muchos mozárabes emigraron a tierras más septentrionales para escapar de la represión, llevándose con ellos un idioma enriquecido con multitud de palabras árabes.

La reconquista hizo que en los siglos XII y XIII ya quedaran muy pocos hablantes del ‘latiní’ en tierras musulmanas, y para el siglo XIV casi se puede dar por extinto el idioma de los mozárabes.

miranda-fernando_iii

La presencia árabe en España, que abarca desde el 711 al 1609 (año en el que se expulsó a los moriscos), nos ha dejado un rico tesoro léxico que consta de más de 4.000 palabras que provienen directamente del árabe. Se trata básicamente de muchos topónimos, sustantivos y nombres propios, varios verbos, algunos adjetivos y adverbios y una sola preposición “hasta”.

Sin duda es una aportación sustancial, aunque el 73% del vocabulario del español provenga del latín, lo que nos da una idea de lo sólidamente implantada que estaba la estructura del romance, incluso durante la conquista.

No cabe duda de que en los territorios de al-Ándalus el árabe tuvo una mayor implantación. Mientras, en Castilla nacía y maduraba el “castellano”, que se extendería por toda la zona no conquistada e incluso tuvo su influencia en la zona árabe. De hecho se cree que hubo muchas infiltraciones de uno a otro idioma, del árabe al castellano y del castellano al árabe, y que sólo el Reino de Granada, el último reino musulmán de la península, bajo la dinastía nazarí, estuvo totalmente arabizado.

Por pura curiosidad

Seguro que has empleado estas palabras alguna vez sin saber que venían del árabe: aceite, ajedrez, alcohol, algodón, almohada, arroz, asesino, azúcar, badén, baladí, barrio, bellota, berenjena, carmesí, cenefa, cénit, dado, diván, engarzar, escaquearse, fulano, gandul, guitarra, hachís, hazaña, hasta, jabalí, jinete, jarra, limón, latón, mazmorra, mezquino, noria, naranja, ojalá, quilate, rehén, rincón, sandía, tabaco, tabique, taza, tambor, tarima, zanahoria, zafio… Y así hasta 4.000 y pico.

Especialmente curioso es el significado de los topónimos:  Albacete (al-basīṭ (البسيط), ‘la planicie, la llanura’), Alcalá (al-qala`a (القلعة), ‘el castillo’), Algeciras (al-ŷazīra al-ḫaḍra’ (لجزيرة الخضراء), ‘la isla verde’), Gibraltar (Ŷabal Tāriq (جبل طارق), ‘la montaña de Táriq’), Guadalajara (Wādī al-Ḥijārah (وادي الحجارة), ‘río o cañón de piedras’), Guadalquivir (al-wādī al-kabīr (الوادي الكبير), ‘el río grande’), Henares (an-nahar (النهر), ‘el río’), Jaén (Ŷayyān, ‘encrucijada de caravanas’), La Mancha (‘a ma-anxa, ‘sitio sin agua’), Murcia (mursiyah, ‘embarcadero’)… Y tantas otras más.

Carlos Barrón

EDUCANDO A IGNORANTES, ACOMPLEJADOS, IDIOTAS, Y PSICÓPATAS

•22 enero 2019 • Dejar un comentario

¿Por qué el maltrato a un perro o a cualquier otro animal es considerado por mucha gente como un hecho menor?… Pues simplemente porque se piensa que el animal es un simple objeto, algo que se usa y del que se puede también abusar. Esta es una historia en la que, como siempre, paga el más débil.

En realidad se trata de un problema social, de una cadena de sometimientos: las personas vivimos sometidas (a los jefes, a nuestras parejas, a los bancos, a los políticos, a la policía, a los que son físicamente más fuertes…). Dicho sometimiento causa frustración, rabia, rebeldía, ira… ¿Con quién descargo yo la presión que me causa mi cuota de sometimiento? Con mi perro, con mi gato, con cualquier animal que se me cruza por la calle, porque es más débil, porque puedo.

Este “dominio” sobre los animales, se puede manifestar de muchas maneras y en distintos grados. Unas veces por diversión, con una supuesta finalidad “recreativa”, otras por pura rabia acumulada, simple sadismo; en ocasiones se trata de una utilización en sentido estricto (animal=objeto), para hacer negocio, como en el empleo de caballos para obtener sueros, y de ratas, perros, monos, gatos… para desarrollar productos cosméticos. Y no olvidemos las granjas de cría de nutrias, visones, chinchillas, mapaches, castores o zorros, para confeccionar prendas para los ricos.

peleas-perros

Mención especial merecen también las peleas de perros, en las que no sólo se abusa y se masacra a los perros luchadores, sino que también se emplean cientos de “perritos sparring” que son robados en chalets y domicilios para ser arrojados a las fauces de esos luchadores, con la idea de potenciar su sed de sangre, violencia y muerte.

TAMBIÉN POR IGNORANCIA

Suele hablarse poco de este tipo de maltrato, pero cuantitativamente tiene una gran relevancia. Me refiero esas personas que deciden que el perro viva en el jardín, y no se preocupan de que tengan un habitáculo seco, abrigado y confortable.

Es muy frecuente encontrar perros que permanecen encadenados durante horas o incluso de forma permanente, acostados sobre sus propios excrementos, tristes y generalmente enfermos. Y cada día vemos más denuncias sobre perros encerrados en balcones.

Me enerva especialmente esos “amos” que para dominar a su mascota no dudan en acudir a formas crueles de disciplina como el castigo físico o la intimidación.

No escasea tampoco la crueldad de la desatención como la que practican esos propietarios que se olvidan de poner agua (fresca) en la zona de acción del animal, que los dejan encerrados en coches y otros espacios asfixiantes en verano o durmiendo al raso cuando aprieta el frío del invierno.

Igual de cruel es olvidarse de vacunarlos y llevarlos al veterinario con regularidad, o de, en una arrebato de amor mal entendido, acaparar animales no teniendo espacio ni recursos para cuidarlos correctamente.

Dentro de la cadena de sometimientos también están incluidos los niños, que sufren el peso de los abusos en la familia, en el colegio o en el grupo de amistades y que, ocasionalmente pueden tener un estallido de ira y hacer daño a un animal como forma de liberar esa presión interna. Se trata de volcar su enojo en un ser débil y vulnerable, porque no pueden hacerlo en quién realmente lo ha causado. A veces estas crueldades infantiles o juveniles tienen que ver con la dinámica de los grupos de amigos, a los que una vez más hay que someterse, a los que hay que demostrar algo. Lo cierto es que un niño o un adolescente que abusa de un animal o lo trata con crueldad debería ser tratado psicológicamente por que sin duda tiene un problema sin resolver.

¿QUÉ PASA CON LA CAZA?

La caza es un impresionante negocio del que viven miles de personas en España y todo lo que se relaciona con ella huele a podrido. Conozco cazadores que guardan sus perros en una nave donde alguien les echa de comer hasta el día en el que el cazador viene de la ciudad y los recoge para salir al campo. Conozco cazadores que tienen hurones que van metiendo en las madrigueras para que los conejos, aterrorizados, salgan de los agujeros en una carrera que con frecuencia acaba con un disparo casi a quemarropa de alguien que estaba al acecho… ¡Que gran hazaña!

Las monterías son como la Boda Roja de juego de tronos, pero con la sofisticación del armamento moderno, las balas penetrantes y las miras telescópicas infalibles. ¿Te imaginas? El cazador, con su carísima escopeta apoyada en un trípode, apunta al pobre ciervo que retoza en el monte. Está parado, pues mejor, así no falla. De repente la detonación, la adrenalina, y la bestia cae al suelo con el pecho destrozado por el impacto… Un momento mágico en el que el hombre, el ser superior, ha dado muerte a su comida. ¿A que suena a coña? Pues así es como lo ven ellos.

Hoy prácticamente no puedes salir a pasear por el campo porque ayuntamientos y particulares lo han transformado en un cazadero en el que ciervos, rebecos, jabalíes, zorros, lobos, osos… y por supuesto, conejos liebres, perdices, codornices, patos y otros animalitos viven con el corazón encogido, huyendo de esos hombres que los persiguen, que los acosan y que al parecer los odian por alguna razón que no se les alcanza.

Conocí a un médico, un cirujano, que presumía de que a él le gustaba rematar personalmente a los jabalíes heridos con un machete… Supongo que era el sumun de la valentía y de la hombría.

Y finalmente están las personas que sufren graves trastornos psicológicos, los psicópatas, cuya personalidad los hace peligrosos no sólo para los animales sino también para las personas. Es frecuente que al consultar las biografía de los criminales, se encuentren antecedentes de abusos y violencia contra animales, porque el sadismo forma parte sustancial de su personalidad.tdah-kzvg--1248x698@abc

Si tomamos conciencia, y además enseñamos a nuestros hijos, que los animales no son “cosas” si no seres inteligentes, que sienten, a que aman, que sufren, quizá podamos crear un auténtico sentimiento de amor hacia ellos; quizá lo que ahora es una percepción de posesión se convierta en la consciencia de nuestra responsabilidad hacia ellos, de nuestra obligación social y moral de protegerlos y de conseguir que su vida sea larga, feliz y plena.

Los animales, igual que el mar, igual que los bosques, igual que el aire, son nuestra responsabilidad y tenemos que protegerlos y que luchar contra los que no lo hacen.

Los que no quieran entender que los animales son nuestros hermanos pequeños en la naturaleza tendrán que modificar sus ideas y sus conductas, y los legisladores deberán ser cada día más estrictos e intolerantes contra estos seres dañinos, ya sea por ignorancia, por complejos, estupidez, sadismo o psicopatía.

Hay que cambiar esta sociedad, no hay otra salida, no hay componendas que valgan, y los políticos y agentes de la autoridad tienen que mojarse y hacer honor a la misión que se les ha encomendado.

 

 

 

LA ARRUGA ES BELLA DESDE LOS OCHENTA… ¿QUIÉN SOY YO PARA CAMBIAR ESO?

•29 septiembre 2018 • Dejar un comentario

Vamos a ver que no vengo con ganas de polémica, es que me parece que ya va siendo hora de que dejemos de ser unos repollitos a la hora de vestir.

Por ejemplo, un tema que me rechina desde siempre… ¿Por qué cuando vas a una boda te compras un vestido ridículamente pomposo, que no se parece a nada que haya en tu armario y que jamás te pondrías para ir al cine o al médico o aún menos al mercado?

Pues porque si lo llevas harías el ridículo y todo el mundo te miraría con extrañeza. Pero claro, cómo no vas a ir a una boda con algo que no sea un vestido de boda?

¿Esto es de tontos o sólo me lo parece a mí?

Y si hablamos del traje y la corbata… Hasta me da cierto pudor decirlo pero “ir trajeado”, que se decía antes, es algo que ha quedado para vendedores y comerciales, para pasantes y poco más. Ni siquiera los políticos mantienen ya esa añeja tradición en muchos casos, y cientos de grandes empresas promueven que sus empleados vistan ropa “casual”. De hecho cuando veo por la calle a un señor con traje me da pena y le deseo una pronta jubilación.

Ya hace muchos años que me convertí a los vaqueros, el polo y la cazadora. He erradicado los abrigos, las gabardinas, e incluso aquellos pantalones de pana que vistieron la gloria de la Transición. Por supuesto ya no uso camisas de cuello rígido porque me resultan de una incomodidad insoportable. Hablo de mí, claro.

Lo que llevo habitualmente es un vaquero elástico (por la comodidad) y una camiseta de cuello no muy cerrado (por la misma razón) o un polo no demasiado armado.

Además, últimamente he dado un paso de gigante hacia la libertad, hacia la comodidad y la rebelión sociocultural: no me plancho las camisetas.

maxresdefault

Sé que algunos se echarán las manos a la cabeza y dirán: “este tío es un guarro”. Pero se equivocan… Más aún, necesitan una buena puesta al día.

Decidme: después de planchar una camiseta y de ponérosla, ¿cuánto os dura estirada?

La respuesta seguro que está entre uno y diez minutos; eso si sois muy cuidadosos.  ¿Y sabéis el tiempo que habéis perdido y la electricidad que habéis desperdiciado para lograr esos triunfales diez minutos?… Venga ¿No os parece algo casi tan absurdo como lo del traje de boda?

Os recuerdo que ya en 1984 nuestro insigne y muy premiado modisto orensano Adolfo Domínguez acuñó su lema de campaña “La arruga es bella”, al hilo de lanzar sus primeros modelos de lino. Es una frase que todos hemos repetido alguna vez y que se hizo famosísima en el mundo entero y enseñó a millones de personas a vestir confortablemente, con sencillez, sin tonterías, con naturalidad.

FOTO ZARA

FOTO ZARA

Y ahora me pregunto: ¿Quién soy yo para ponerme a planchar, aborreciendo lo que me dicta mi lógica y lo que predico tantas veces sobre la protección del medio ambiente?

Dejar de planchar ahorra tiempo y dinero y viste de autenticidad a quien usa prendas no planchadas. Eso sí, la ropa siempre limpia.

Yo, en todo caso, confieso que en ocasiones sí repaso el cuello de los polos cuando salen muy retorcidos de la lavadora y sólo porque me resultan incómodos. Pero nada más. ¡Ah, y otra confesión: como estoy tirando a llenito, en cuanto me pongo una prenda se estira de forma natural! Pero eso ya es pura suerte.

 ¡ÚNETE A LA CAMPAÑA EN FAVOR DE LA ROPA ARRUGADA!

 

LAS MEDICINAS NO CURAN PORQUE LOS BANQUEROS NO QUIEREN

•13 agosto 2018 • Dejar un comentario

Supongo que recordáis el problema de los enfermos de hepatitis C y su contencioso con el laboratorio Gilead, que fabrica el Soldavi, una medicina que cura la hepatitis C.

El núcleo de la polémica radica en que la empresa vende su específico a un precio altísimo, 70.000 euros, en Estados Unidos,  mientras que la misma medicina sólo cuesta 750 euros en Egipto; algo que la farmacéutica explica indicando que “cada uno paga de acuerdo con su poder adquisitivo”, lo cual no deja de ser realmente vergonzoso porque induce a pensar que en realidad podría costar aún menos.

Según Gilead, el precio del Soldavi se fija tras calcular primero cuánto le cuesta a la Sanidad de cada país curar esa enfermedad, ajustándolo después en función de la renta per cápita y el número de pacientes con Hepatitis C… Pero lo que no dice es cuál es el precio de costo real del Soldavi.

hepatitis-c

El problema se envenena más aún cuando rondan los tiburones de Wall Street, a los que no les hace gracia que los beneficios de la farmacéutica hayan caído cuando ésta ha previsto bajar el precio del Soldavi a los países que recomienden el uso de su medicina para la Hepatitis C. Sólo con anunciar esta fórmula comercial, la Bolsa de Nueva York ha dejado caer las acciones de la empresa un 10% porque los financieros no están dispuestos a perder beneficios.

Con su nueva estrategia Gilead estaba tratando de enfrentarse a su competidor en el mercado -los laboratorios AbbVie- que en diciembre pasado lanzaron el Viekira Pak, un medicamento similar al Soldavi. Pero parece que ni los inversores ni los analistas están de acuerdo con esta fórmula.

Desde que se lanzó al mercado en diciembre de 2013, Soldavi ha facturado 10.4 miles de millones de dólares; pero en el último trimestre la compañía sólo se ha embolsado 1.730 millones tras la irrupción del Viekira Pak.

DINERO, DINERO, DINERO

En este contexto, Goldman Sachs, uno de los grupos de banca y de inversión más grande del mundo, lleva al extremo el cinismo más insolidario preguntando a las empresas farmacéuticas como Gilead: ¿La curación de los pacientes es un modelo comercial sostenible?

La pregunta tiene miga: desde que el Soldavi ha empezado a curar a los pacientes, las ventas de la compañía Gilead han caído en picado. “El éxito de la medicina contra la Hepatitis C ha reducido gradualmente el grupo de pacientes tratables”. Además, los expertos de Wall Street señalan: “En el caso de enfermedades infecciosas como la hepatitis C, curar a los pacientes también disminuye el número de portadores capaces de transmitir el virus a nuevos pacientes, por lo que el grupo de incidentes también disminuye… Cuando un número de incidentes permanece estable (por ejemplo en el cáncer) el potencial de curar plantea menos riesgo para la sostenibilidad de una franquicia”. Así es como ve todo esto de la sanidad Goldman Sachs.

Niños-obesidad

Por lo tanto nos encontramos con un total enfrentamiento entre la sociedad y el mundo de los negocios. Como a Goldman Sachs lo único que le interesa es ganar dinero, ha sugerido al sector farmacéutico que centre sus investigaciones en los grandes mercados como por ejemplo el de la Hemofilia (que crece entre un 6 y un 7% anual); o el campo de los trastornos de alta incidencia (en el que entrarían los problemas graves como los que dificultan caminar, comer o respirar), o los cientos de enfermedades retinianas heredadas, que permitirían un ritmo de innovación capaz de generar grandes beneficios a las empresas.

Como es evidente, las grandes entidades financieras como Goldman Sachs no entienden de derechos humanos, de empatía, de caridad, de calor humano, de dolor o de sentimientos. En su corazón dolarizado sólo caben el beneficio, el enriquecimiento y el poder, y con ello se convierten en el auténtico enemigo de las sociedades humanas.

Pero atención, no es un problema de odio si no de negocio, no es que ellos quieran que enfermemos y suframos; lo que necesitan es que no dejemos de ser enfermos para que necesitemos los medicamentos que ellos nos venderán al precio que en cada momento les parezca oportuno.

Esa es la razón por la que la mayoría de las personas que consumimos medicamentos nos hemos convertido (nos han convertido) en enfermos crónicos que ni mueren ni se curan ya que ni un muerto ni un individuo sano tienen necesidad de consumir el producto que ellos proveen. La medicina actual controla síntomas, no cura enfermedades, porque el propio sistema sanitario y la clase médica se ven afectados por esta situación. Con el Soldavi toda esta inconfesable trama queda al descubierto.

¿NO VA SIENDO HORA DE CAMBIAR LAS COSAS?

Bien, esto es lo que da de sí el capitalismo: terminaremos convirtiéndonos (si no lo somos ya) en un mundo de viejos enfermos crónicos y de jóvenes obesos, de enfermos de cáncer, de diabéticos e hipertensos necesitados de una constante atención farmacológica que no nos curará pero que nos permitirá seguir vivos.

5b5bd468b8c11a96fa2da04d38aca8cc

¿Hay alguna otra vía? ¿Otro Horizonte? ¿otro paradigma?… Los hombres inteligentes de este planeta dicen que sí, que podemos ir hacia un modelo de autosuficiencia en el que la particularización sustituiría a la globalización, en el que los científicos prácticamente podría relegar a los políticos, en el que los banqueros y los financieros no serían tan necesarios.

Ha llegado el momento de la rebelión, de mejorar la formación de nuestros hijos, de racionalizar nuestro consumo, de cuidarnos más y mejor para prevenir enfermedades y dolencias, de imponer las energías renovables, de exigir a nuestros líderes que sean ejemplo de honestidad, de convertir la sociedad del egoísmo en la de la generosidad.