SÓLO TÚ ERES CAPAZ DE CAMBIAR ESTE MUNDO

•24 agosto 2016 • Dejar un comentario

Recuerdo que cuando mi hijo Pablo empezó a ir al colegio, la maestra nos mandó una nota diciendo que estaba preocupada porque había observado ciertas cosas en el niño que quería comentar con nosotros. Cuando mi mujer fue a verla se quedó verdaderamente sorprendida al oírle plantear el “problema”:

_“El niño hace cosas extrañas; el otro día les pedí que pintaran un paisaje y Pablo hizo un árbol con el tronco azul y las hojas violetas”.

_“¿Eso no es una muestra de creatividad?”

_“Pero es que los árboles tienen los troncos marrones y la hojas verdes”.

¿Veis el problema? Aquella buena mujer, que debería estar potenciando la curiosidad y la imaginación del niño, lo que hacía en realidad era someterlo a la tiranía de la lógica, uniformizarlo, constreñir su libertad de interpretación del mundo, conectarlo a la maquinaria, a esa maquinaria que nos programa la vida, que no permite alteraciones ni digresiones, que nos dice qué debemos hacer, cuando y cómo debemos hacerlo y que, cuando ya nos ha exprimido, nos jubila, nos aparta, nos desecha porque dejamos de ser útiles.

MUNDO MUNDIAL.jpg

Primero nos enseñan que la vida con cosas… Juguetes, chuches, automóviles, casas, ropa de marca, aparatos de todo tipo, es una vida mejor. Quien no puede tener cosas es un fracasado y quien las consigue un triunfador. Así de simple.

Cuando ya estamos convencidos de todo esto nos dicen: pero para tener cosas tienes que ganar dinero, mucho dinero, así que estudia una profesión que necesite el engranaje que tenemos en marcha y busca tu hueco.

Tal como está “montado” el mundo, hombres y mujeres se crean un perfil de necesidades materiales y se lanzan al mercado laboral para conseguir dinero, para comprar las cosas que creen que necesitan. A esas alturas ya llevan veinte o más años siguiendo el programa establecido y ya son incapaces de parar, pensar, rechazar y buscar un camino diferente; su ansia es trabajar más para ganar más.

Cuando llegan las crisis económicas -y lo hacen cada pocos años- nuestra obsesión es seguir teniendo trabajo, seguir comprando, seguir triunfando. Y ahí no cabe la solidaridad porque es “o tú o yo” porque no hay para todos.

¿Y cuando ya tienes sesenta o setenta? Amigo, entonces te echan porque hay otro más joven, más domesticado, más ciego, menos crítico y más dispuesto a hacer lo que tú has estado haciendo, y por menos dinero. Es la hora de jubilarse, en el mejor de los casos, o de quedarse en la calle a una edad en la que nadie te quiere.

VIVIMOS UNA FARSA

Este es el tinglado de la vieja farsa: se te ha ido una vida por la que has pasado con el sufrimiento constante de conseguir y no perder lo que tienes. Te has hecho viejo regalando tus mejores años en el trueque trabajo por dinero.

Es entonces cuando comprendes que lo importante no era el dinero sino el tiempo, la vida, sentir, pensar, comprender, admirar, sorprenderse, amar a las personas y a las cosas.

Cuanto más nos alejamos de las cosas sencillas menos felices somos. Cuanto más nos adaptamos al “sistema” que los poderosos han inventado para nosotros, más absurda es nuestra vida porque basamos nuestra felicidad en cosas que en realidad no necesitamos.

pacops_05_g14.jpg

Nuestra vida, tal como la vivimos hoy, está basada en mentiras, en necesidades inducidas e innecesarias que hemos aceptado bajo la presión de la educación, de la política, del cine, de los medios de comunicación, de la publicidad, de las religiones.

¿Tú qué dices con más frecuencia “me gustaría” o “que feliz soy con lo que tengo”? Tu vida ha sido programada y no sabes que tienes libertad para cambiarla o lo piensas pero tienes miedo de ser rechazado.

Incluso las cosas más básicas, la comida, el agua y la tierra son de las grandes empresas y no puedes cogerlas sin más porque acabarás en la cárcel. Es el juego del poder, en el que los pendones de los grandes señores han sido sustituidos por los logotipos de las corporaciones para las que trabajamos, por las que vamos a la guerra, aceptamos nuestra cuota de enfermedad, de residuos tóxicos, de destrucción del medio, de calentamiento global, de muerte… En realidad nada ha cambiado. Ellos nos dan dinero y nosotros, con nuestra actitud mercenaria, les hemos dado el mundo.

¿Y qué pasará cuando hayamos vaciado las reservas de petróleo, cuando contaminemos los ríos y mares, cuando el suelo sea incapaz de producir una planta más, los animales estén enfermos por los productos químicos y el aire sea irrespirable? ¿Comprendamos que el dinero es un papel sin valor, que nadie nos dará oro o plata por los billetes que hayamos acumulado? No tendremos nada.

¿Sabes por qué al sistema no le importa que se maten animales salvajes pero acepta proteger a las mascotas?… Sigue la pista del dinero. De la muerte de los animales salvajes se saca dinero cuando un cazador rico los mata cobardemente. Pero tu perro o tu gato, mientras están vivos, generan beneficios a los veterinarios, a las empresas de alimentos animales, a los fabricantes de correas, casitas, mantas, ropa, juguetes, adornos, medicinas… ¿Lo ves?, la clave siempre es la misma, el negocio.

TÚ TIENES EL PODER

Nadie va a venir a cambiar todo esto, no busques la solución fuera de ti. No confíes en los políticos ni en las empresas ni en los bancos. La fuerza que puede cambiar el mundo está en tu corazón, en tu inteligencia, en tu voluntad, en tu actitud. Tienes que pensar en todas estas cosas para poder tener una opinión propia, tuya.

Tienes que reducir tus ambiciones, simplificar tu vida, racionalizar tu proyectos y seleccionar cuidadosamente tus valores. Sé positivo, sé optimista, acércate a la gente y confía más en ella. Agrúpate, escucha, comprende, aprende y respeta.

Analiza lo que en realidad te gusta, lo que en verdad te llena, y trázate nuevas metas, nuevas formas de “ser feliz”.

foto-de-nic3b1os-utilizada-para-tema-campamentos.jpg

El futuro de nuestra raza no radica en ser más ricos o más fuertes sino en unirnos, en colaborar, en compartir. Muchos se quejan de que los móviles, las tabletas y los ordenadores nos aíslan, de que vamos por la calle hablando con un cable y ni miramos a aquellos con los que nos cruzamos; y es verdad. Pero cuidado, Internet también puede ser, bien utilizado, el lugar en el que podemos encontrarnos, en el que podemos compartir ideas y proyectos, desintoxicar nuestras mentes, comprender nuestras posibilidades y luchar contra el poder de los fabricantes del dinero que tratan de corrompernos.

Quiero que se entienda con absoluta claridad que el mío no es un mensaje de violencia, de confrontación; muy por el contrario, hablo de “armas” más poderosas, más peligrosas para algunos: la colaboración y la empatía. Tenemos que ser mejores que el sistema, tenemos que manejar ideas sanas, pacíficas. Debemos aliviar las tensiones y utilizar el arma de construcción masiva más poderosa de la historia: el amor, en su más amplio, profundo sentido.

Evidentemente esto no tiene nada que ver con las religiones, que forman parte y están absolutamente dominadas por el sistema. En todo caso tiene que ver con la naturaleza, con la normalidad, con la sencillez, con la autenticidad, con la sinceridad.

Valora a las personas de una en una y verás que riqueza te rodea. No esperes a que “alguien” venga a solucionar tus problemas; tú estás capacitado para hacerlo, y si crees que no, únete a otros que te parezcan fiables y comparte tus inquietudes.
Es posible cambiar este mundo, pero hay que ir con los ojos bien abiertos, con la mente alerta y la voluntad dispuesta.

HIROSHIMA: LA PRIMERA BATALLA DE LA GUERRA FRÍA

•15 agosto 2016 • Dejar un comentario

Para los más jóvenes recordaré que Hiroshima es una ciudad que está al oeste de Japón y se ha convertido en un símbolo para los pacifistas del mundo.

A-Bomb-HiroshimaEl 6 de agosto de 1945 comenzó la era atómica.

Durante la Segunda Guerra Mundial tenía una población de 420.000 habitantes. Pero entonces ocurrió algo único y terrorífico: Harry S. Truman, el presidente de los Estados Unidos de entonces, ordenó lanzar sobre ella la primera bomba nuclear de la historia. Fue el lunes 6 de agosto de 1945 y se llevó por delante 166.000 vidas de civiles ajenos a la contienda. Algo que equivaldría a matar a todos los habitantes de Logroño o Albacete.

No contento con ello, el jueves siguiente, 9 de agosto, ordenó arrojar otra (más potente aún que la primera) sobre Nagasaki, que está en la costa sudoeste de la isla de Kyushu, también en Japón. Aunque la situación climatológica impedía una buena visibilidad al bombardero y el arma explosionó en el sitio equivocado, a una distancia considerable de su objetivo, destruyó casi la mitad del centro urbano y causó la muerte instantánea de más de 35.000 de sus 240.000 habitantes.

1170856.jpgLa destrucción causada por las primeras bombas atómicas fue terrorífica.

Seis día después, Japón se rendía y los norteamericanos presumían de que este golpe de efecto tecnológico había adelantado el final de la Segunda Guerra Mundial, ahorrando innumerable bajas en ambos bandos… Pero era mentira. Era una maniobra tan oscura como las justificaciones para el inicio de la guerra del Vietnam, como la trama que rodeó el asesinato de Kennedy, como el ataque a Pearl Harbor (conocido previamente y permitido por los servicios secretos norteamericanos para justificar su entrada en la guerra contra Japón) o como la falsa amenaza de las “armas de destrucción masiva” que nunca hubo en Irak pero que permitieron emprender una guerra que reforzó la posición de Estados Unidos en la comunidad internacional de países productores de petróleo y le permitió dar salida a sus excedentes de armamento.

La historia de este país y sus guerras en el exterior es un cúmulo de mentiras, tramas ocultas, motivos inconfesable, procedimientos ilegales, violaciones de derechos, manipulación de medios de comunicación y un desprecio absoluto por la vida humana, tanto la de los propios americanos como la de extranjeros.

UN CRIMEN BASADO EN UNA MENTIRA

A todos los norteamericanos de buena fe y, por supuesto, a todos los habitantes del planeta, incluidos los españoles, nos contaron que EEUU había lanzado las bombas atómicas para, con una acción de contundencia incontestable, obligar a las autoridades japonesas a rendirse y “salvar” así las vidas de muchos miles de japoneses y aliados que supuestamente habrían fallecido si el enfrentamiento se hubiese prolongado. Pero resulta que los testimonios de muchos militares estadounidenses de aquella época no parecen estar en línea con dicha tesis.

Un estudio encargado por el propio Truman al Grupo de Bombardeo Estratégico de Estados Unidos concluía: “Sobre la base de una detallada investigación de todos los hechos y con el apoyo del testimonio de los dirigentes japoneses involucrados, el estudio opina que Japón se habría rendido ciertamente antes del 31 de diciembre de 1945 y con toda probabilidad antes del 1 de noviembre de 1945 incluso si las bombas atómicas no se hubieran lanzado, incluso si Rusia no hubiera entrado a la guerra, e incluso si no se hubiera planificado o contemplado ninguna invasión”.

Japanese Foreign Minister Mamoru ShigemitsuRendición de Japón tras la caída de las bombas atómicas.

En la misma línea se sitúan las declaraciones del comandante supremo de la Fuerzas Aliadas, Dwight Eisenhower: “Los japoneses estaban dispuestos a rendirse y no era necesario atacarlos con esa cosa horrible”. El más tarde presidente relata también: “En julio de 1945… el secretario de Guerra Stimson, en visita a mi oficina central en Alemania, me informó de que nuestro gobierno se preparaba para lanzar una bomba atómica sobre Japón. Yo era uno de los que pensaban que había una serie de razones convincentes para cuestionar la inteligencia de un acto semejante… el secretario, después de darme la noticia del exitoso ensayo de la bomba en Nuevo México, y del plan de utilizarla, me pidió mi reacción, esperando al parecer una enérgica aprobación.

Durante su relato de los hechos relevantes, había sido consciente de un sentimiento de depresión y por lo tanto le expresé mis graves aprensiones, primero sobre la base de mi creencia en que Japón ya estaba derrotado y que el lanzamiento de la bomba era totalmente innecesario, y en segundo lugar porque pensaba que nuestro país debía evitar horrorizar a la opinión mundial debido al uso de un arma cuyo empleo, pensaba, ya no era indispensable como medida para salvar vidas estadounidenses. Pensaba que Japón estaba, en ese mismo momento, buscando alguna forma de rendirse con la menor pérdida de prestigio. El secretario se mostró profundamente perturbado por mi actitud…”

Otro alto mando de las fuerzas armadas, el almirante William Leahy, primer jefe del Estado Mayor Conjunto, escribió: “En mi opinión el uso de esa cruel arma en Hiroshima y Nagasaki no fue una ayuda material en nuestra guerra contra Japón. Los japoneses ya estaban derrotados y se disponían a rendirse debido al efectivo bloqueo marítimo y los exitosos bombardeos con armas convencionales.

Las posibilidades letales de la guerra atómica en el futuro son aterradoras. Mi propio sentimiento era que al ser los primeros en utilizarla, habíamos adoptado un estándar ético común a los bárbaros de la Alta Edad Media. No me enseñaron a hacer la guerra de esa manera, las guerras no se pueden ganar destruyendo a mujeres y niños”.

El propio General MacArthur declaró sobre la decisión de lanzar las bombas que ni siquiera le habían consultado y que no veía ninguna justificación militar para utilizarlas y añadió: “La guerra podría haber terminado semanas antes si Estados Unidos hubiera aceptado, como en todo caso lo hizo posteriormente, que se conservara en Japón la institución del emperador”.

El secretario adjunto de Guerra, John McLoy, en consonancia con lo dicho por MacArthur señaló: “Siempre he pensado que nuestro ultimátum al gobierno japonés emitido desde Potsdam en julio de 1945 lo habría aceptado, si nos hubiésemos referido al mantenimiento del emperador como monarca constitucional y hubiésemos hecho alguna referencia al acceso razonable a materias primas del futuro gobierno japonés. Por cierto, creo que incluso en la forma en la que se dio dicho ultimátum había una cierta disposición por parte de los japoneses a considerarlo de manera favorable. Cuando terminó la guerra llegué a esta conclusión después de hablar con una serie de funcionarios japoneses que habían estado íntimamente asociados con la decisión del gobierno japonés de entonces de rechazar el ultimátum tal como se presentó. Creo que perdimos la oportunidad de lograr una rendición japonesa, completamente satisfactoria para nosotros, sin necesidad de lanzar las bombas.”

Otro tanto declaraba el subsecretario de la Armada, Ralph Bird: “Pienso que los japoneses querían la paz y ya habían contactado a los rusos y creo que a los suizos. Y esa sugerencia de dar una advertencia de la bomba atómica fue una propuesta que les habría permitido salvar las apariencias y la habrían aceptado de buena gana.

A mi juicio, la guerra japonesa ya estaba ganada antes de que utilizásemos la bomba atómica. Por lo tanto, no habría sido necesario que reveláramos nuestra posición nuclear y estimular a los rusos a desarrollar lo mismo mucho más rápido de lo que lo hubieran hecho si no hubiésemos lanzado la bomba”.

El director adjunto de la Oficina de Inteligencia Naval, Ellis Zacharias, escribió: “Precisamente cuando los japoneses estaban dispuestos a capitular, seguimos adelante e introdujimos en el mundo el arma más devastadora que había visto, y en efecto dimos el visto bueno a Rusia para que se extendiera sobre Asia Oriental.”

Incluso los oficiales norteamericanos que eran partidarios de utilizar la nueva bomba preferían que se usase en una zona despoblada o en objetivos militares japoneses, no en ciudades sin valor militar. También se llegó a sugerir que se lanzada en una zona cercana a Tokio en la que había un bosque de cedros ya que eso habría bastado para convencer a los japoneses.

ENTONCES, POR QUÉ LAS LANZARON

Truman y sus consejeros sabían que no era necesario lanzar la bomba, sabían que la guerra estaba prácticamente terminada, sabían que una ciudad llena de civiles no era en todo caso el objetivo adecuado… Entonces ¿por qué lo hicieron?

Se ha especulado con que los científicos presionaron para ver cómo funcionaba su juguete, pero al parecer no fue así. Albert Einstein aseguró que la mayoría de los científicos se opuso a usar de repente la bomba y que su lanzamiento fue una decisión político diplomática más que militar o científica.

De hecho varios científicos del Proyecto Manhattan escribieron en 1945 al secretario de Defensa para intentar disuadirlo: “Creemos que estas consideraciones hacen que el uso de bombas nucleares en un anticipado y no anunciado ataque a Japón no sea aconsejable. Si EE.UU. fuera el primero en introducir este nuevo medio de destrucción indiscriminada de la humanidad, sacrificaría el apoyo público en todo el mundo, precipitaría la carrera armamentista, y perjudicaría la posibilidad de lograr un acuerdo internacional sobre el control futuro de tales armas.”

En las palabras de Einstein radica la explicación más plausible. A lo largo de los años, los observadores, politólogos e historiadores han sugerido que las explosiones nucleares de Hiroshima y Nagasaki tuvieron un objetivo principal: hacer una demostración del arma de destrucción masiva a la Unión Soviética en un momento en el que las relaciones entre ambos países se habían deteriorado mucho.

1Truman, Stalin y Churchill durante la Conferencia de Postdam.

La Conferencia de Postdam, que había reunido a Truman, Stalin y Churchill, finalizó sólo cuatro días antes de que estallaran las bombas. Era un momento de gran tensión y desconfianza mutua en el que Truman y su equipo de consejeros confiaban en que el monopolio atómico les ayudase a presionar a los soviéticos.

Así lo hicieron perpetrando no sólo un crimen de guerra sino también un crimen contra la humanidad. Nada tuvo que ver con la guerra frente a Japón, lo que en realidad pretendía EEUU era limitar la expansión soviética en Asia impresionando a los rusos con su nuevo poderío bélico. El lanzamiento de las bombas fue realmente la batalla inicial de lo que se conocería como la “guerra fría” entre dos bloques que, más o menos desdibujada, aún sigue vigente.

Prácticamente todos, políticos, militares, científicos, diplomáticos e historiadores están de acuerdo en que el lanzamiento de las bombas fue un error, un acto espantoso e innecesario sin ningún valor práctico y carente de moral.

WAR & CONFLICT BOOKERA:  KOREAN WAR/PERSONALITIES & POLITICS

El presidente Harry S. Truman firmó la autorización de los bombardeos.

Al día siguiente de la destrucción de Hiroshima, el presidente Truman expresó su satisfacción por el “abrumador éxito del experimento”.

PROTECCIÓN ANIMAL,UNA LEY QUE LLEGA TARDE Y ES INCOMPLETA

•3 agosto 2016 • Dejar un comentario

Después de casi 30 años de espera, los madrileños amantes de los animales soñábamos con una ley de protección que solucionara los problemas más graves de los animales en nuestra autonomía, pero la decisión de la Asamblea de la Comunidad ha sido timorata y deja de lado temas fundamentales.

abandono-de-animales-y-mascotas

Sacaremos a los perros de la calle, pero los encerraremos en las protectoras.

No estoy diciendo que no hayamos avanzado, pero creo que hemos perdido una ocasión de oro para que la nueva legislación abarcara temas que siguen resultando conflictivos y nada beneficiosos para los animales. Vamos a concretar.

¿Qué es lo que hemos conseguido?: el sacrificio cero, es decir la prohibición de sacrificar animales de compañía en las perreras municipales y los refugios.

Este era realmente el mayor problema que existía hasta ahora ya que, en muchos casos, los ayuntamientos contrataban empresas privadas para realizar la labor de recogida de animales abandonados. A dichas empresas no les resultaba rentable mantener indefinidamente a estos animales así que, pasado un tiempo, se limitaban a sacrificarlos, porque su negocio era cobrar por recoger, no por mantener a esas mascotas, lo que se traducía en una matanza constante. Es significativo que algunas de estas empresas privadas eran en origen eliminadoras de plagas, lo que dice mucho de lo que se podía esperar de ellas.

Lo absurdo es que, introducida esta normativa legal del sacrificio cero, prácticamente nada se ha hecho para paliar el abandono, por lo que la saturación de perreras y refugios está garantizada en el futuro y suscitará nuevos y mayores problemas.

Sí es cierto que se han incrementado las sanciones económicas al abandono y al maltrato, estableciéndose un techo de 30.000 € de multa, pero se quedan fuera los espectáculos taurinos y la fauna silvestre, es decir, lo sectores en los que los animales son un negocio.

EL TEMA DE LOS CACHORROS DE ESCAPARATE

festival-de-proteccion-animal-de-colon-echegaray-cdmx

Otra de la viejas heridas de las personas que se preocupan por la protección animal eran las ventas de cachorritos en escaparate, y aquí la Asamblea de Madrid se ha quedado a medias (quizá porque de nuevo estamos tocando el mundo de los negocios).

El caso es que la nueva redacción de la Ley sigue permitiendo la exposición y venta de animales en las tiendas, y se limita a endurecer las condiciones en las que dichas actividades pueden realizarse, consintiendo a las que no cumplan dichas condiciones a vender por catálogo o por Internet.

Es muy decepcionante que la Asamblea no haya tenido redaños para afrontar este terrible problema, porque la venta directa en tiendas mantiene en marcha un millonario mercado de cría intensiva en el este de Europa que está controlado por organizaciones mafiosas cuya única preocupación es “producir” miles de cachorros de las razas más demandadas en criaderos intensivos en los que las hembras son exprimidas hasta su agotamiento, tras una vida de sufrimiento y abandono en jaulas a las que entran para nunca más salir.

Esos mismos cachorros son luego embarcados en grandes camiones, hacinados y sin garantías sanitarias, con destino a muchas de estas tiendas que luego los exponen a un público que es víctima tanto de la compra compulsiva como de una falta de garantías veterinarias que muchas veces acaba con la muerte del animal o con enfermedades de por vida para esa mascota acogida con tanta ilusión.

EL CIRCO Y EL TIRO DE PICHÓN SE QUEDAN FUERA

circos.jpg

Que no, que no quiero ser mal pensado, pero lo cierto es que los redactores de la nueva ley no han querido tocar el tema de la utilización de animales salvajes en los circos, haciendo caso omiso a la propuesta de la Asociación Nacional de Veterinarios Abolicionistas (Avatma), lo que nos habría puesto a la altura de Cataluña y de otros 300 municipios españoles que ya no permiten la presencia de circos que utilicen estos animales en sus espectáculos. Que pena.

Lo mismo pasa con el tiro de pichón, tradicional entretenimiento de señoritos, que seguirá siendo legal en Madrid siempre que las competiciones estén autorizadas por la Consejería y las sociedades de tiro estén debidamente federadas (¡bla bla bla!).

¿Habéis visto alguna vez el tiro al pichón? Es una auténtica vergüenza porque el animalito sale de la caja (y no digamos del tubo cuando esa es la variante) totalmente aturdido, sin saber a dónde ir ni qué está pasando; y entonces, un señor con una escopeta y dos cartuchos, que lo está esperando y se mantiene una distancia relativamente corta, le pega un tiro viendo con satisfacción cómo rueda sobre el césped… La primitiva pulsión de la caza.

RESUMIENDO

¿Hemos mejorado? Sí, claro, pero si vamos a tener que esperar otros 29 años para que se solucionen los problemas que han quedado pendientes no puedo por menos que lamentarme y llamar cobardes a quienes han intervenido en la redacción de la ley, a los que pongo sobre la mesa esta simple pregunta: ¿por qué cuando hay negocio por medio no se atreven ustedes a intervenir, a legislar con libertad y contundencia, a pensar en el bienestar de los animales, que de eso se trataba todo este esfuerzo que tanto se ha hecho esperar?

Avaricia, envidia, ambición, desapego, odio, ira, miedo, estupidez, desprecio… En resumen: “Humanidad”

•4 julio 2016 • Dejar un comentario

A veces me pregunto si los seres humanos somos despreciables por naturaleza o por ideología, lo que sí me consta es que el buen salvaje de Pedro Mártir de Anglería es tan mítico como Teresa de Calcuta.

Es posible que haya gente buena, individualmente buena, familiarmente buena, circunstancialmente buena, pero el Humano es un saco de envidias, de complejos, de odios pequeños, de ruindades tan estúpidas como letales.

Cuántas veces queremos a alguien porque es igual o menos que yo; pero lo odiamos si conoce a una pareja demasiado guapa, si encuentra un trabajo muy bien remunerado o si le toca una primitiva gorda. A partir de ese momento ya no es de nuestro grupo, de nuestra tribu, de nuestra clase, de nuestra religión, de nuestro color, de nuestra cultura.

bcee10b7b9734139a58153efc429c4e5

Los revolucionarios guillotinan, queman y asesinan a los ricos y los nobles, a los capitalistas, a los curas, a los corruptos, porque se sienten sodomizados, porque se saben despreciados, engañados, ridiculizados, tomados por idiotas, por ignorantes, por sumisos estúpidos. La vida es sólo una y muy muy corta. ¿Qué sentido tiene vivirla mal mientras otros la viven bien? ¿Qué justificación tienen el sufrimiento, el dolor, el hambre, la tristeza, la carencia?

¿Blanco es mejor que negro, rico es mejor que pobre, norte es mejor que sur, nacional es mejor que extranjero?

5342820141105055353428

¿Y matar? Matar es tan fácil. Déjalos que sigan con su guerra, que se destruyan entre ellos. Déjalos que se ahoguen en el mar, que colapsen en el campo de refugiados. La comida es para nosotros, las medicinas son para nosotros, el confort es para nosotros, el futuro es para nosotros. O estás con nosotros o estás contra nosotros… Y somos tantos los que vivimos “con” por miedo a estar “contra”.

Los pobres quieren ser ricos, los ricos quieren ser dioses, pero no da para todos, así que “hay pelea”. Yo estoy a gusto; ¿tú?, a mí que más me da. Yo tengo trabajo; ¿tú?, haber estudiado.

Llevamos toda la vida creando leyes, mandamientos, ordenamientos jurídicos, hábitos sociales, normas de urbanidad, tribunales, marcos legales, árbitros, reconocimientos de derechos… Pero no porque con ello seamos más cultos, buenos, civilizados, justos o tolerantes, es que si no los tenemos nos matamos, nos destruimos, nos descontrolamos, nos odiamos. Proteger el derecho individual, proteger el derecho colectivo, el divino… Socialistas, capitalistas, comunistas, integristas, separatistas, independentistas…

Y no somos iguales ante la ley, no tenemos las mismas oportunidades de progreso y de cultura; no se nos mira con los mismos ojos si somos hombres o mujeres, si somos heteros o gays, si hemos nacido aquí arriba o allí abajo. No hay nada menos universal que los derechos del hombre; y de eso ya se encargan los que están a sueldo de los que nunca han querido que todos seamos iguales. ¿Cómo van a rapiñar los diamantes, el coltán, el oro y la madera si los negritos o los inditos saben leer? No hay comida para todos, así que comamos nosotros… Nadie dijo que la vida fuera justa.

¿Para qué voy a fabricar aquí si allí lo hacen los niños, las mujeres, los infrahumanos que ganan en un mes la mitad de lo que yo gasto en un aperitivo? Ellos hacen mis productos de lujo en talleres de miseria donde la enfermedad es lo natural, donde la protección “no es necesaria”. Al fin y al cabo su expectativa de vida es la que es. Si no los mata la inhalación de tintes lo hará la malaria.

bidones-aceite-fondo-mar

Pero no te equivoques, aquí hay muchos responsables; cuando le echas la culpa a las grandes corporaciones, a los lobbies judíos, a la mafia vaticana, al Banco Mundial, a las farmacéuticas, a Monsanto, a los amos del petróleo, a la industria armamentística, al Dáesh, a los masones… Mientes y te mientes a sabiendas.

Tú, con tu voto conservador, con tus actitudes egoístas, con tu homofobia, con tu miedo a los cambios sociales, con tu terror a perder esas cuatro perras que se quedarán aquí cuando te mueras. Tú eres tan responsables como ellos; la diferencia sólo es de escala. Luego, el efecto multiplicador se encarga de que lo simplemente ruin se convierta en peligroso, en perverso, en destructivo, en terminal. No mires para otro lado, no te eches las manos a la cabeza, no pongas carita de bueno, ni tú ni yo, ninguno.

Los seres humanos es lo peor que le ha pasado a la humanidad y a este planeta. Es una pena porque sin nosotros esto sería la leche de bonito.

 

 

 

 

 

MERSIDA, LA HECHICERA DE FRANCO

•18 junio 2016 • Dejar un comentario

Lavando fangos en Internet me he encontrado con una historia ciertamente curiosa: Francisco Franco, aquel militar que se sublevó contra la República Española en 1936 y creó un régimen dictatorial de corte fascista que presidió hasta 1975, se asesoraba de brujas, videntes y monjas a la hora de tomar sus grandes decisiones políticas, militares y personales.

Parece ser que la cosa ya empezó en la guerra de Marruecos, durante la cual el “cruzado de occidente” frecuentaba a una enigmática mujer con fama de hechicera llamada Mersida, que vivía al sur del Atlas. Al parecer se trataba de una mujer rubia de ojos claros (algo frecuente entre los rifeños) a la que el joven consultaba sobre decisiones militares, así como sobre su entorno social, para saber en quién podía y en quién no podía confiar.

índice

A la derecha una foto de la hechicera Mersida

Mientras el “elegido por la benevolencia de Dios” mostraba a los españoles un rostro de hombre entregado a la nación y al catolicismo, enemigo de la masonería, el comunismo y el sionismo, lo cierto es que se rodeaba de una guardia mora siguiendo creencias protectoras relacionadas con principios religiosos islámicos, por más que le gustara aparecer en público bajo palio o que lo consideraran un nuevo cruzado.

Su prestigio militar se forja precisamente en la guerra de Marruecos, y no precisamente por su capacidad para la estrategia si no por el arrojo con el que planteaba sus operaciones y la suerte que siempre tuvo en ellas, lo que forjó entre sus enemigos la idea de que era un hombre que tenía “baraka”, es decir, que estaba protegido por fuerzas superiores, por la suerte divina.

Aquello llevaría a este gallego de mente compleja a considerarse un auténtico elegido. Por eso conservó a su guardia mora, hombres convencidos de que su jefe estaba tocado por la providencia y al que jamás traicionarían ni permitirían que sufriera daño. Un viejo miembro de aquella guardia mora, ahora retirado, recuerda que él dormía en el suelo, a la puerta del dormitorio de Franco, “para que Paquito estuviera seguro”.

Francisco Franco 14 Comandante

Franco en Marruecos en su época de comandante

Lo cierto es aquel cadete canijo, de voz atiplada, que llevaba un pequeño fusil hecho a medida y era objeto de las burlas de sus compañeros, llegó a ser el general más joven de Europa. ¿Influyeron en ello sus visitas a la hechicera Mersida, de la que sabemos que su auténtico nombre era Mercedes Roca y que era hija de un oficial francés y una mujer bereber? Lo que sí parece es que Mersida asesoró al dictador sobre la marcha de la guerra y sobre su relación con las personas de su entorno, aunque no sabemos en qué medida él actuó  siguiendo sus consejos y opiniones. Cuando Franco llegó al poder, Mersida desapareció. En investigaciones posteriores se encontró un documento en el que figuraba una referencia sobre que esta mujer estaba “bajo la protección directa de F.F.B.”. ¿La escondía en algún lugar secreto para consultarla en exclusiva?

Tras la máscara de férreo catolicismo inamovible que Franco trató de mostrar a todos, se sabe, por ejemplo, que intentó ingresar en la masonería y fue rechazado, lo que le hirió profundamente y le llevó a perseguir de por vida a aquella institución. Se habla igualmente de los símbolos esotéricos que introdujo en el megalómano proyecto de El Valle de los Caídos; y qué decir de sus extrañas operaciones de búsqueda por España del Santo Grial junto a los nazis de Hitler, o su conocida afición por las reliquias de santos y los talismanes protectores.

Se habla también en diversas fuentes de un curandero sefardita tangerino llamado Corintio Haza, cabalista judío conocido por Franco desde su época de joven oficial, que le habría augurado que era el elegido para capitanear una sublevación militar en África. Se dice que fue precisamente Haza quien eligió como talismán de triunfo para el general el “Víctor”, un símbolo derivado de un crismón del Bajo Imperio Romano que también usaron las universidades desde el siglo XIV como emblema conmemorativo de quienes obtenían el título de doctor. Es curioso que las diversas partes del “Víctor” tengan una interpretación relacionada con la alquimia, la astrología y la masonería.

De hecho, la investigadora Lilith Alcántara sostiene en un trabajo dedicado a Franco y el ocultismo publicado en 1990: “ En el “Víctor” de Franco figura la Tau o energía para seguir el camino de Dios; el martillo del poderoso dios pagano Thor; el círculo como símbolo solar de Poder o Mando Real; dos cruces de protección; la Luna, como fecundación de la Obra y el signo de Saturno como señor de la Vida y de la Muerte”.

discurso

En el desfile de la victoria, el amuleto de Franco, el “Victor” presidía el frontal de su tribuna

Y para rizar más el rizo, terminaré haciendo mención a un comentario de los investigadores Silvia Nieto y José Hermida sobre la localización del Valle de los Caídos, obra arquitectónica cumbre del dictador: “Los extremos son equidistantes a la cima del monte Abantos. El Valle de los Caídos se encuentra en relación topológica directa con el Escorial. Franco había descubierto una fuente de energía en el extremo opuesto a donde se sitúan las fuerzas demoníacas. A esa fuerza se entregaría después de su muerte.” Quizá no sea casual que el sitio en el que actualmente está emplazado el santuario del Valle de los Caídos, antes se llamara la “Boca del Infierno”.

En realidad, los primeros bocetos del Valle de los Caídos presentados por el arquitecto Luis Moya, el Vizconde de Uzqueta y el escultor Manuel Laviada, proponían la construcción de una gran pirámide hueca de tamaño similar o superior a la de Keops. Finalmente, Franco, aunque ilusionado con la idea, prefirió no construirla.

piramide

Boceto inicial del Valle de los Caídos

¿Estaría todo esto relacionado con una sociedad secreta creada por la extrema derecha francesa, encabezada el mariscal Pètain, simpatizante de la Alemania Nazi y de la “cruzada española”?

Y Francisco no sería el único miembro de la familia implicado en sociedades secretas. Su hermano Ramón, conocido como “el masón”,

pertenecía a la masonería española y francesa, concretamente a la Concordia de Madrid y posteriormente a la logia Plus Ultra (nombre que llevaba el avión con el que realizó el primer vuelo Norte-Sur por el Atlántico).

Otro de su hermanos, Nicolás, apodado “el brujo”, fue presidente de los rotarios de Valencia, una asociación masónica orientada a la mejora empresarial.

No sé hasta que punto Franco tenía una lado oculto que se alimentaba de la magia y el esoterismo, pero seguramente su recalcitrante pragmatismo le debió de alejar de todo lo que no pudiera ser atado y bien atado.

LIBÉRATE DEL PARLOTEO DE TU MENTE

•21 diciembre 2015 • Dejar un comentario

Comentaba en mi entrada anterior que el problema de la “Cultura” humana es que se basa en el principio de considerar que “los demás son algo distinto de mí”, y que dicho principio es la olla en la que se cuecen todas las desgracias, complejos, carencias, ruindades y defectos en general, que impiden que esta vida sea satisfactoria, feliz y plena.

Nos pasamos los días mendigando estima, reconocimiento, seguridad o amor cuando dentro de cada uno de nosotros, de todos nosotros, está la piedra filosofal que puede transformar la oscuridad en luz mostrándonos la auténtica naturaleza de las cosas más allá de su nombre o su forma.

maxresdefault

Estoy hablando de una conexión “espiritual” con todo lo que existe y que supone el final del sufrimiento. Estoy hablando de la Vida en su sentido más abierto y no sólo como algo trascendente sino también como algo que lo impregna profundamente todo y cuya esencia es indestructible. Es tu verdadero Ser, tu auténtica naturaleza, y si consigues conocerlo entrarás en contacto con tu identidad más profunda.

¿Y eso cómo se consigue? Pues no es tan sencillo. Para empezar tienes que aprender a silenciar tu mente, manteniéndola en el “ahora”. No trates de imaginarte lo que es el Ser o la Vida porque y si tratas de crearte una imagen mental de ellos desvirtuarás el proceso y hasta puede que acabes creándote un “dios” con ciertas características… Y no se trata de eso. La vida, o el Ser, es tu propia esencia, tu conciencia del “yo soy”, que es anterior a cualquier otra elaboración mental.

Acallar el ruido interior no resulta fácil, pero si no lo logramos seremos incapaces que alcanzar esa quietud interior que es inseparable del Ser. El ruido de nuestra mente, contaminado de recuerdos, previsiones, ansiedades y frustraciones nos sumerge en un mundo fragmentado y doloroso.

La unicidad, la quietud y el estado de paz es nuestra meta. Algunas creencias lo definen como Iluminación, lámalo como quieras, el caso es que es una gran liberación, un estado mental en el que prescindimos del sufrimiento que nos produce el pensamiento.

El parloteo insufrible de tu mente se interpone entre tú y tú mismo, entre tú y los demás, entre tú y la naturaleza; crea la falsa impresión de que tú y el otro estáis separados y te impide percibir la unidad y el equilibrio.

Debes aprender a usar tu mente, no dejar que sea ella la que te manipule. Tú no eres tu mente, tu mente es una herramienta a tu disposición.

Tienes que prender a observar la mente… ¿Para qué?… para que te des cuenta de que tú no eres esa mente que te esclaviza. Cuando aprendas a observar al tú pensador, se activará un nivel de conciencia superior que te hará entrar en una realidad en la que hay un amplio dominio que está más allá del pensamiento y comprenderás que el pensamiento es sólo una pequeña parte de la inteligencia. Cuando hayas llegado a ese punto verás que las cosas verdaderamente importantes como el amor, la belleza, la creatividad, la alegría y la paz interior surgen más allá de esa mente pensadora que vive en el ayer y el mañana.

11514513O-0.jpg

OBSERVAR AL PENSADOR

Las personas, las personas normales, “oímos voces” constantemente; son los procesos de pensamiento involuntarios que te perturban ya sea en forma de monólogo o de diálogo.

Cuántas veces te habrás encontrado por la calle gente, sobre todo personas mayores, que van hablando o susurrando consigo mismas. Pues es lo mismo que haces tú, pero tú no lo haces en voz alta. Esa voz interior no se corta y comenta, especula, exige, reprocha, compara, juzga y se queja. Hay cosas que le parecen bien y otras que le parece mal. Tu voz interior puede estar manejando recuerdos del pasado o proyectando cosas para el futuro. Si piensa que algo va mal, tú acabas con una preocupación; si no sabe cómo va a hacer algo mañana, te provoca ansiedad… La voz está en tu mente condicionada, que es el resultado de tu pasado y del contexto social en el que te has criado. Tu mente puede convertirse en un torturador que te produce dolor, infelicidad e incluso enfermedades físicas y mentales.

Pero lo bueno es que tú puedes “liberarte” de tu mente y “observar” esa voz que hay en tu cabeza, prestando una atención especial a esos pensamientos repetitivos que llevan años machacándote. Eso es “observar al pensador”.

Escucha tu voz interior imparcialmente, sin conversar con ella, sin juzgar, sin aplaudir ni condenar lo que oyes para evitar que te arrastre. La meta es que llegues a distinguir que la voz está allí y tú estás aquí, que eres un observador. Ese observador es tu auténtico .

Naturalmente, para llegar a convertirte en un “testigo” de tus pensamientos, tienes que practicar hasta situarte en un nivel superior de conciencia. Pero es bueno que sepas que cuando eres testigo de la acción de tu mente, los pensamientos pierden su poder sobre ti porque ya no absorbes la energía negativa que producen.

Este estado de “no-mente”, de observador, al principio sólo te durará unos momentos o a lo sumo unos minutos y volverás al torbellino del ayer-mañana, pero poco a poco, perseverando, alargarás tus estancias en tu auténtico Ser y sentirás la alegría que eso produce.

ojos

No es un trance, ni una falta de conciencia, de vitalidad o de alerta, más bien todo lo contrario. En el estado de identificación mental estarás más alerta, más despierto, más presente, más consciente. Lo que probablemente sientas es un mayor desprendimiento y generosidad hacia todo lo que te rodea [no debes confundirlo con indiferencia] porque serás más tú y al mismo tiempo serás mucho más que tú.

Cuando observas al pensador estás dirigiendo tu atención al “ahora” y ello te permitirá tener una conciencia más intensa del presente, que es algo muy satisfactorio.

¿Cuándo puedes convertirte en observador? Aprovecha momentos de actividad rutinaria; por ejemplo, cuando te estás duchando. Trata de ser intensamente consciente de lo que estás haciendo, presta mucha atención a cada detalle, a cada movimiento, a cada variación del sonido, a la sensación del agua y de su temperatura, a las reacciones de tu piel, a los aromas del champú y del gel, a tu respiración, a la temperatura ambiente, al tacto de la toalla… Irás notando una intensa sensación de presencia.

¿Cómo sabrás que lo has hecho bien? Porque sentirás un cierto grado de paz en tu interior, una paz que se crea cuando has logrado liberarte, siquiera un instante, de tu mente pensadora.

En la medida en la que aprendas a no identificarte con tu mente pensadora irás dando pasos hacia la Iluminación y tu conciencia se fortalecerá.

Si un día te descubres sonriendo a la voz que resuena en tu cabeza es porque has conseguido tomártela menos en serio y entonces sabrás que tu identidad ya no depende de ella.

HAY TANTO QUE APRENDER DE UNO MISMO

•13 diciembre 2015 • Dejar un comentario

¿Te has preguntado alguna vez en qué nivel está el desarrollo de la humanidad? Yo tengo la sensación de que aún está muy verde.

Sólo necesitas fijarte en nuestra escasa madurez espiritual [ojo, que no hablo de religiones], en nuestra raquítica capacidad para amar a los demás, nuestra pobre vitalidad, la conciencia estereotipada que tenemos de nosotros mismos, la corta intuición de la que hacemos gala, la limitada capacidad de percepción y de comunicación que nos distancia de la realidad.

Y, claro, para evolucionar, para mejorar, lo primero que tenemos que hacer es aceptar que esta es la realidad, que estamos solos, a demasiada distancia los unos de los otros, a demasiada distancia del resto de los animales y de las plantas… A demasiada distancia de nuestro mundo.

El problema de la “Cultura” humana es que se basa en el principio de “los demás son algo distinto de mí”, y esa es la raíz de todos los problemas, de la envidia, de la guerra, de la delincuencia, del egoísmo, del deseo de tener poder, de dominar, de superar, de destruir.

Esta cultura nuestra se basa además en lo que puede ser percibido por los sentidos. Lo que está fuera de eso simplemente “no existe, no es real”. Consecuentemente sólo se acepta la realidad física perceptible y se desechan las dimensiones no físicas. El problema de este patrón cultural es que sus axiomas entran en contradicción con los materiales de trabajo que ya están empleando algunos científicos, los que están desarrollando la física cuántica, que maneja modelos multidimensionales.

14cdde69-1d98-4fee-b11c-430f28942550

Como ejemplo mencionaré el experimento llevado a cabo en 1982 por el físico experimental Alain Aspect en la universidad de Paris, que descubrió que partículas subatómicas como los electrones, en determinadas condiciones se comunicaban “instantáneamente” entre sí, sin importar la distancia a la que se encontrasen. Esto sin duda contradijo la teoría de Einstein de que es imposible comunicarse a velocidades más altas que la de la luz, y abrió un nuevo portal a la investigación científica. Lo que nos dice Aspect con este experimento es que no se puede tener una visión “local” del universo cuando se está tratando con partículas subatómicas, y que la información cuántica puede transferirse instantáneamente de una parte a otra de ese universo. ¿Todo un cambio verdad?

DÉJATE VIVIR EL PRESENTE

Esta nueva percepción de la realidad nos está evidenciando que debemos evolucionar nuestra visión de nosotros mismos, de los demás y del conjunto de la vida. La física cuántica nos abre la puerta a una nueva relación con la realidad, tanto la interna como la circundante.

Nuestra mente, que históricamente está lastrada por el tiempo, se aferra obstinada a las experiencias del pasado y, en función de ellas, predice incansablemente lo que está por venir; en ese estado de parloteo mental continuo difícilmente encontramos un momento de sosiego para disfrutar el momento presente, donde nada fue y nada será, donde las cosas simplemente “son”.

Al contrario de lo que se nos ha dicho siempre, no somos mejores porque tengamos más capacidad para pensar, para analizar, para proyectar [aunque ello sea lo que nos distingue de los animales]. Lo realmente importante es que seamos capaces de reconectar con nuestro Ser esencial y expresarnos en nuestro mundo físico presente, quitándonos de encima los errores del pasado y las incertidumbres del mañana.

Tenemos que cambiar nuestra vida cargada de miserias y crear una civilización en la que los valores no dejen espacio a los miedos.

miradamanos

¿Le ves algún sentido a vivir machacado por la ansiedad, por la depresión y la falta de autoestima? ¿Te parece normal que la vida consista en luchar constantemente contra todo y contra todos? Además, piensa: si no te gusta tu “Yo”, lo que estás haciendo es enjuiciarlo, por lo tanto el que está actuando es “otro Yo”, un YO superior que asume el papel de juez. Ahí lo tienes, ese es tu YO auténtico. El otro, el que sufre, el que añora, el que odia, el que desprecia, teme y se siente culpable y vacío es una ficción mental que no eres tú, es algo que puedes “observar”. Tienes que conseguir que tu mente deje de hacer ruido para escuchar sólo el maravilloso silencio de la tranquilidad y la paz interior.

Para conocer tu auténtico YO es fundamental que, poco a poco, vayas identificando cómo es tu yo falso. Y para eso no hace falta que seas un iniciado ni un iluminado y da igual quién seas y dónde estés. La clave, insisto, está en “observar” porque eso te da la perspectiva necesaria para liberarte de ese yo atrapado por las cadenas del tiempo. Eso te permitirá mantener el estado de conciencia en tu vida cotidiana, en el presente, en el ahora. En realidad en eso consiste la llamada “meditación”.

Como es natural, este cambio de conciencia requiere profundidad de pensamiento para ir recuperando verdades olvidadas pero que siempre han estado en ti.

No busques verdades ahí fuera, simplemente profundiza porque no tendrás mejor fuente que tu interior, que en su momento te dirá: “Esta es la verdad”.

Todo lo que te entristezca, todo lo que te acobarde, te infunda temor o te genere arrepentimiento o ansiedad está en tu yo pequeñito, en ese que vive en el pasado y el futuro. Tu YO grande está por encima de él y vive en el ahora, que no se alimenta del dolor ni de la angustia.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 89 seguidores